martes, 25 de mayo de 2010

Lo prometido es ... contarlo

Si queréis seguir leyendo más sobre éste tema, os invito a leer otro blog mío dedicado a la mediumnidad, a la comunicación con los seres queridos ya fallecidos, se llama Comunicación entre dos mundo, vida y muerte.

Al fin he tenido unos instantes para poder encender el ordenador y sentarme a escribir esta entrada.

Os cuento lo que ocurrió el sábado durante la charla y la canalización, al menos todo lo que se puede contar y de todo aquello que me acuerde.

Estábamos unas veinte personas. Hubo una pequeña presentación sobre mí y mi trabajo. Después me cedieron el turno y comencé a hablar sobre cómo comencé en este mundo, lo que veía y lo que no, cómo ayudar a los seres en tránsito, a mandar luz, a guiar, sobre cómo me sentía al hacerlo... También conté pequeñas pinceladas de otras cosas como las familias de almas, la importancia del amor en nuestra vida, del enraizamiento, el equilibrio, etc.

La segunda parte fue de canalización. Poco a poco varias personas levantaron la mano y fui dándoles un mensaje a cada uno de ellos. Para unos, sus seres queridos les aportaban alguna información sobre algún hecho puntual que les estaba sucediendo en el momento actual de su vida. Otros, en cambio, tuvieron mensajes más espirituales también de sus guías y otros de seres más elevados. La verdad que hubo de todo.

Me llamó la atención que la gente se emocionó mucho, algunos lloraron, pero en sus caras se veía felicidad. Al terminar, algunos de ellos se acercaron a mi, y me dijeron que habían recibido la información que necesitaban, otros que gracias a lo escuchado habían podido confirmar cosas o situaciones que ya sabían. Me alegré mucho por ellos.

Me gustó ver entre la gente a una persona escéptica. Fue el primero en solicitar y en recibir un mensaje. Después de la canalización hubo un tiempo para hacer preguntas y levantó la mano. Quería creer en todo pero no podía y me pedía ayuda. Quería saber si todos recibimos mensajes y si somos capaces de percibirlos. Le contesté que si, que todos los tenemos, y cuanto más abiertos estemos a ello, más fácilmente podremos escucharlos.

Terminada la charla, se acercó a mi, y volvió a insistir en que quería creer y no podía. Que le había gustado mucho lo que había dicho pero ..... Le contesté que me encantaba que fuera escéptico porque así es como nos planteamos las cosas y no perdemos nuestro eje, nuestro equilibrio. Continué diciéndole: "El día que recibas un mensaje y lo sientas como tal, no tendrás dudas, lo sabrás, tendrás la certeza absoluta de lo que estas viviendo. Hasta ese momento intenta estar abierto y disfrutar de la vida". Me dio un abrazo y las gracias.

Fue un día muy intenso, de muchas emociones. Vi muchas caras emocionadas, sonrientes, ojos llorosos, y vi felicidad. Me sentí en mi salsa, feliz y contenta. Si me vuelven a llamar, volveré encantada para repetir la experiencia que ha sido maravillosa.


La foto de la imagen está sacada de internet y desconozco quién es su autor. La he elegido porque creo que refleja lo que somos, una gota de agua en el todo. Las gotas son distintas y únicas pero juntas forman una gran unidad compacta, unida.

8 comentarios:

anamorgana dijo...

Como me hubiera gustado estar ahí!!!
Me alegro mucho por esa experiencia y estoy segura que volverás a repetir.
Me interesa mucho saber sobre la familia de almas.Todavía no he podido comprar el libro que recomendaste.
¿Existe alguna página web sobre el tema?Que pena que estés tan lejos!
Enhorabuena y gracias por compartir la experiencia.
Besos

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Ana Morgana guapa

Estuviste allí, no lo dudes. Con todos los ánimos y vuestros deseos, ¡cómo no iba a acordarme de todos vosotros! Allí estabas.

En cuanto al libro, es difícil de conseguir, pero si quieres te envio por correo electrónico el resumen que tengo. Al menos es algo.

Besotes.

EriKa dijo...

Mandalas me ha emocionado leer lo que has escrito, como te fue y lo que disfrutastes, te digo lo mismo que anamorgana ¡como me hubiera gustado estar ahí! escuchándote explicar con esa serenidad que te caracteriza.
Eres una persona que traes luz y calor a tu alrededor y que nosotros recibimos cuando te leemos.
Besos.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Erika

Me has emocionado. Gracias por tus palabras. Sólo puedo decir que al escribir soy yo misma, cuento lo que siento, pienso, me asombra, me preocupa. Hablo en voz alta. Si con eso aporto mi granito de arena genial y si no, también.

Gracias Erika y te digo lo mismo que a Ana Morgana, estuvisteis todos allí conmigo, en mi corazón y en mi pensamiento. Siempre me habéis dado ánimo y apoyo y es estupendo.

Besotes enormes guapa.

Danident dijo...

Cuanto me alegra que todo haya salido como lo imaginaste. A quien no le hubiera gustado acompañarte?, pero las distancias físicas no lo permiten. Te mando un besote en forma de mensaje para que llegue rápidamente.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Danident guapo

Soy una privilegiada por estar rodeada de gente tan maravillosa como vosotros.

Gracias por todo.

Besotes grandes.

Hada Saltarina dijo...

Me gusta esa explicación resumen que le diste a la persona escéptica que te pedía ayuda: "cuanda te suceda no tendrás dudas y sabrás lo que es". Eso es algo que se repite; creo recordar que alguien contaba de Santa Teresita del Niño Jesús (pero creo que es algo general que puede aplicarse a más de una persona) cuando pasó por sus crisis de dudas de fe y demás, pues todos los caminos tienen sus momentos de dificultad, ella aludía a alguna ocasión de experimentar vivamente a Dios, o una sensación espiritual que, fueran como fueran las cosas, no podía negar: había sucedido, eso estba claro.
Besos y enhorabuena

bardinda dijo...

Desconocia tu blog y me ha gustado lo poquito que he leido así que con tu permiso pasaré a visitarte más amenudo.
Nunca he estado en una charla así y leyendo tu resumen creo que me perdí algo interesante.

Un saludo