martes, 18 de septiembre de 2012

La comunicación, un puente abierto a aprender

Comunicarse es una necesidad del ser humano, es la herramienta que nos permite expresar lo que sentimos.

Podemos relacionarnos a través de la palabra, del arte, de las miradas, de los sueños, de los silencios, de los abrazos, a nivel espiritual y del alma, etc. 

Comunicarse es ir más allá de hablar, porque es abrirse a uno mismo para sí y hacia los demás.

Hace pocos días, una chica de veinte años me comentaba que se sentía bloqueada y notaba que se estaba consumiendo porque no podía comunicarse con nadie mientras trabajaba. Decía, que podía hablar pero no comunicarse. Era muy consciente de que necesitaba contar lo que le ocurría y sentía, y no encontrada con quién hacerlo.

Expresar en voz alta, contar lo que sentimos o pensamos a otra persona, es una especie de desnudo integral que no tiene que ver con el físico. Incluso puede llegar a ser más vulnerable, porque muestra cómo somos, en qué momento estamos de nuestra vida, con qué miedos o inseguridades estamos luchando o triunfando, qué sueños o deseos tenemos y qué estamos haciendo para conseguirlos.

Saberse escuchado es importante para el ser humano; nos sentimos queridos, importamos a todos los niveles, físico, mental, espiritual. Somos un todo, y nos damos a conocer a los demás.

La comunicación es de ida y vuelta, es decir, se trata de saber hablar y escuchar. Cuándo debemos expresar, compartir ideas, ocurrencias, vivencias, y saber cuándo debemos estar en silencio, ocupándonos de los demás. Es una experiencia enriquecedora, que nos permite aprender de los seres que nos rodean. Compartimos momentos de proximidad muy íntimos sin ser rozados más que por la acción de ser escuchados; y con suerte, puede que además comprendidos.

No se necesita nada para comunicarse, salvo la de estar abiertos a ser, a compartir, a estar, a dar y a recibir, a aprender. A veces, entenderemos lo que sienten o piensan los demás porque es lo que hemos vivido. Otras en cambio, nuestras ideas pueden ser completamente opuestas y si estamos dispuestos a escuchar con el corazón, veremos que aún siendo distintos, nos une el hecho de compartir un espacio, un tiempo único donde lo realmente importante es el poder expresarse y saberse escuchado.

La comunicación es imprescindible, pues sin ella, nos vamos apagando, nos bloqueamos y perdemos la ilusión. Saberse escuchado, es un aliciente para seguir pensando en voz alta, para sentir a pleno pulmón y a abrir el corazón a aires nuevos que traen consigo la renovación, el impulso, la valoración y el amor hacia uno mismo y los demás.


La imagen está tomada de internet y desconozco quién es su autor.

20 comentarios:

uxue dijo...

Hola María Eugenia
Interesante el tema de la comunicación.
Creo que comunicar es algo más que un intercambio de palabras, es compartir ideas, pensamientos, sentimientos,...
La comunicación no verbal es en ocasiones más reveladora y reconfortante que la verbal,...
Una mirada, una sonrisa, un abrazo, nos transmite tanto sentimiento que sin decir palabra hace que nos sintamos mucho mejor.
Besos

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola, Uxue

Estoy totalmente de acuerdo contigo en todo.

En una mirada puede haber más contacto y comunicación que en toda una tarde de charla.

Besotes.

A Borbotones dijo...

María Eugenia, la comuniación es la manera que tenemos para entendernos, en teoría. Porque hay cada uno que dice que se comunica y lo que hace es gritar y taparse los oídos.

Me gusta lo que ha escrito.

Besos, Kene.

chus dijo...

lA COMUNICACION ES NECESARIA. UN ABRAZO

Katy dijo...

Así es como lo cuentas. El problema es que a veces hay más emisores que receptores y surge el conflicto. Tenemos dos oreja y una boca y solo utilizamos la 2ª para no decir nada o muy poco.
Hay que ser receptores primero para comunicarnos bien luego.
Bss

Jabo dijo...

Que importante es saber escuchar y respetar a nuestro interlocutor. Y que poco educados-en general,estamos al respecto.
Transmitir emociones, sentimientos y pensamientos no es tan fácil como muchos piensan, y el saberse comunicar bien te abre muchas puertas.
Abrazo. Jabo

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola, Kene

No te falta razón en lo que dices. Cuántas veces decimos que nos comunicamos y estamos cerrados a escuchar.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola, Chus

Sin duda, es totalmente necesaria.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola, Katy

Me encanta cómo lo has explicado. Es totalmente cierto. :D.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola, Jabo

Saber comunicarse, abre todas las puertas ;), al menos para mi. Es una manera de aprender, de disfrutar y sentirse unidos aunque opinemos de distinta manera. Es una vía de acercamiento y entendimiento.

Besotes.

Norma dijo...

Cuánta verdad María Eugenia, cuántas veces nos enfrascamos y no prestamos una oreja. Gracias por la reflexión. Besos.

Gema dijo...

Pues si es muy importante, de hecho yo soy una persona muy comunicativa pero en referencia a mi misma lo soy mas bien poco. Soy una persona que no suelo ir hablando mucho de mi vida privada, mis inquietudes, mis angustias o problemas. Me cuesta mucho abrirme a los demas en ese aspecto, sin embargo soy extrovertida y alegre... Son pocas las personas que realmente pueden contar con mi confianza pero lo prefiero asi, mejor pocas y bienavenidas que muchas y chismosas.

Bsitos

Diana de Méridor dijo...

Yo me siento escuchada, madame. Lo que no me siento es entendida. Y entonces pues... vamos, que casi no me sirve de nada. Será que más bien soy oída, y no escuchada?

Buenas noches

Bisous

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola, Norma

De nada, ha sido todo un placer compartilo con todos vosotros.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola, Gema

Cada uno elegimos lo que queremos o deseamos contar. Somos selectivos. Eso no implica que nos sepamos comunicar estupendamente bien ;).

Se que te comunicas de maravilla :D.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola, Madame

Mucho me temo que es algo que suele ocurrir con demasiada frecuencia. A veces no entendemos porque no queremos, no sabemos o nos resulta complicado.

Quizá no encuentres demasiadas personas que te comprendan, pero las que lo hagan, lo harán de maravilla. Eso espero :D.

Besotes.

Merche dijo...

En este mundo nuestro todo son prisas y no tenemos tiempo para escuchar. Y menos aún para lo que no queremos oír. Nos pasamos la vida identificándonos con los demás, con los que son como nosotros (o eso creemos porque eso es lo que queremos), los que piensan como nosotros, a los que les gusta lo mismo que a nosotros... Y ¡nos perdemos tantas cosas (diferentes, novedosas, originales, sorprendentes)!

Un abrazo.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola, Merche

Mejor que haya diversión a igualdad. Sería muy aburrido si todos fuéramos iguales. ;).

Besotes.

Kasioles dijo...

Querida amiga: Estoy convencida de que la comunicación, es indispensable en toda relación y cuando me refiero a relación lo hago en todos los ámbitos.
La comunicación es inherente al ser humano. Por desgracia, con el estrés que llevamos, no nos queda tiempo para dialogar y menos encontrar a gente que nos escuche.
¡Cuántas veces me he encontrado en el autobús con señoras de edad que han visto en mí el paño ideal para contarme sus penas!
Te dejo mis cariños en un abrazo.
Kasioles

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola, Kasioles

Sí, me lo imagino y supongo que no sólo señoras mayores.

Entiendo lo que dices, me pasa lo mismo que a ti. :D. Debemos de tener cara amable ;).

La comunicación como dices es inherente al ser humano y a todas sus relaciones :D. Si, es estoy totalmente de acuerdo.

Besotes.