domingo, 5 de junio de 2011

Escucha el silencio en mitad del ruido

Hay momentos en los que la mente está descansando mirando el cielo, un escaparate de ropa, oliendo colonias, ojeando unos folletos, mirando a unos niños jugar, bebiendo agua...; es decir, no pensando en nada en particular. Es en ese momento cuando la mente dormita o está relajada cuando podemos escuchar la información que necesitamos para resolver una situación, una especie de luz que guía nuestros pasos.

En una de estas ocasiones he escuchado lo siguiente, escucha el silencio en mitad del ruido. Al principio, lo he tomado de modo literal, me he fijado en los sonidos que me rodeaban y los he ido diferenciando, alejando los más fuertes de los más tenues casi inaudibles. Escuchaba el silencio, ¿y?. He pensado estupendo, lo has conseguido y ahora qué. 

Inmediatamente, por suerte, me he dado cuenta que no había que interpretarlo de manera literal. Se refería a cómo debía actuar ante una situación que me preocupaba y dolía. Así que he decidido aplicarlo y la respuesta encajaba como un guante. Era la solución perfecta.

Escucha el silencio en mitad del ruido, me ha llevado a centrarme en lo esencial, en lo importante de la cuestión, ese y no otro era el silencio. Lo básico. El ruido, se refería a todo lo que rodea a lo vital. Intentaré ser más clara, a ver si lo consigo.

Pongamos un ejemplo cualquiera. Una discusión, un enfrentamiento, un desacuerdo que tengamos con otra persona. Hay dos posturas y dos verdades, la de la otra parte y la nuestra. Para cada una de ellas, lo suyo es lo más importante pero eso no significa que sea lo vital. Quizá lo básico sea lograr la estabilidad, la calma, un acercamiento o de tomar la decisión de dejar de implicarnos en un tema que nos daña, alejándonos de la otra parte. 

Otra parte del silencio, sería saber situarnos ante la una situación que conlleva dolor. Investigar la razón de estar en medio de ella, qué queremos o no resolver, cómo queremos vivir. Puede que ese sea el silencio, nuestro silencio.

El ruido sería todas las vueltas que le damos a la cabeza, esos pensamientos que giran igual que un tiovivo y no nos dejan pensar con claridad; también podría referirse a las opiniones que recibimos de los demás que aunque nazcan del cariño, nos lían aún más de lo que ya estamos.

Debemos encontrar nuestro silencio, nuestra esencia, lo vital y desde este punto llevaremos la luz, la solución a los conflictos. Al principio, quizá no sea muy fácil diferenciar el ruido del silencio, pero podemos conseguirlo a base de observarnos, de sentirnos, de saber cómo somos y actuamos, de ser totalmente sinceros con nosotros mismos.
 
¿Os animáis a escuchar el silencio y no el ruido?


La foto es de un Mandala mio que no tiene nombre.

46 comentarios:

MAR SOLANA dijo...

¡Hola, Mandalas!

Huy, soy la primer, ¡qué bien!

Como tam bien nos describes, amiga, es de vital importancia escuchar el silencio en medio de todo el ulular que nos rodea y que cada día es más intenso...

El silencio es necesario, pero el ruido también, porque lo complementa y nos ayuda a valorarlo más, si cabe.

Muchos maestros espirituales hablan de "parar el pensamiento" no el PENSAR VERDADERO, sino esa cháchara obsesiva con la que nos obsequia la mente, cual lavadora, todos los días.

Y yo, para encontrar mi silencio en mitad de la cháchara, hago exactamente lo que dices: separar el heno de la paja, o lo que es lo mismo, me quedo con lo esencial de mi ser y del de los demás...

Un enorme beso dominguero...

PSD: Me ha gustado mucho conocerte :D

mis letras dijo...

El silencio, tan neceario...al meneos para mi, a veces si gusrdas silencio puede escuchar como crece la hierba, como silva la brisa. Abrazo.

El Drac dijo...

Un momento de meditación con uno mismo siempre nos aclara las ideas y nos premune de paz y tranquilidad, buena entrada. Un fuerte abrazo

ion-laos dijo...

Qué casualidad, que en esto llevo unos días, y aparece tu entrada. Lo has explicado a la perfección. A veces, en esa especie de dormitar de la mente, me aparecen las respuestas como si fueran flashes.
Es importante alejar todo lo que distrae, esa especie de centrifugado que te vuelve loca.

Un besito.

La Dame Masquée dijo...

Parece complicado, madame. En mi cabeza los pensamientos giran. Necesito sosegarlos muchas veces, pero no se me da bien.

Feliz tarde de domingo

Bisous

MEN dijo...

Es increíble la de cosas que dice el silencio…y es una pena que le escuchemos tan poco, tienes razón. Me ha gustado esta proposición de escuchar el silencio para solucionar problemas, aunque es muy difícil porque el ruido nos puede la mayoría de las veces. Siempre hay dos versiones de una cosa si son dos personas las que la sufren, cuantas más personas más versiones, a si es difícil la solución. Me he situado ante una situación que conlleva dolor, intentando investigar (como tú dices) la razón de estar en medio de ella y queriéndola resolver y al final no me ha quedado otra cosa por hacer que callar y callar por que las palabras empeoraban la situación. Quizás eso ya sea un comienzo, un poco de silencio, no?.Es muy interesante lo que nos has contado y me encanta haberlo leído. Practicare…Un bessito preciosa

Simplementeyo dijo...

He de confesar que yo hasta no0 have mucho escuchaba ruido siempre, y como me he propuesto cambiar voy a teenr que empezar a practicar este sistema de oir el silencio, es algo que nunca me ha gustado, lo silencios me ponían nerviosa, cualquier tipo de silencio.
Espero que aprenda a escuchar estos y entenderlos y sacar lo bueno de ellos.

Gracias por esneñarnos cada día algo nuevo en este mundo tuyo :)

Muchos besines, pero en este caso escandalosos de los que suenan :)

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Mar

Jjajaaja, gracias por tus palabras.

Estoy de acuerdo contigo, el ruido es el complemento del silencio, no su contrario. Y en cierta manera nos ayuda a centrarnos en la búsqueda de ese silencio interior.

Espero que hayas disfrutado del domingo como se merece.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Mis Letras

Qué bonito lo que has escrito. Me encanta. Si, es cierto, si ponemos atención en el silencio podemos percibir con claridad lo que ocurre a nuestro alrededor.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola El Drac

Pues si, la meditación ayuda mucho a mantenerse la calma, el equilibrio y la paz con uno mismo.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Ion

Jjajaja, bendita causalidad ;).

Ya lo creo que nos vuelve locas, me incluyo en ello. Pero podemos coger el freno de mano y parar la mente, aunque sea de vez en cuando.

Me alegro que te haya servido de ayuda la entrada.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Madame

Es cuestión de coger el truquillo, de tener cierta disciplina. Viene a ser algo parecido a ir al gimnasio sin salir de la mente, y sobre todo, observarse mucho. De esto modo, podremos cuál es el origen y con suerte poder frenarlo. Y a pesar de saber todo ello, cuesta, cuesta y vuelve a costar.

El truco, tal vez, no rendirse.

Feliz noche, Madame.

Bisous.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Men

No es nada fácil estar en medio de una situación, por muy diplomática que seas, siempre trae consecuencias. Es duro, intentas ponerte en la piel de todo el mundo y, al final acabas siendo el colchón de todos.

Si sabemos qué es el ruido y qué el silencio en una situación, es posible que nuestra actitud sea manternos al margen y esperar que sean los implicados, los que resuelvan su situación. El silencio, no es lo mismo que la indiferencia.

Me alegro que te haya gustado.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Simplementeyo

Jjajaaj, eso escandalosos. Me gustan esos besos sonoros.

Quizá lo que asusta no es el silencio en sí, sino lo que conlleva, que suele ser escucharnos a nosotros.

Te animo a que continues por ese camino que has comenzado. Te sorprenderás al descubrirte un poco más.

Besotes.

EriKa dijo...

Que bueno sería separar el ruido del silencio, ahora mismo tengo un nido de abejas zumbando en mi cabeza de las vueltas que les doy a las cosas para encontrarles sentido y arreglarlas.

Lo fácil que me parecen las cosas cuando el problema no es mío y lo que dudo cuando lo es.

Habrá que seguir intentándolo para coger la práctica, empeño pongo.

Siempres llegas en el momento adecuado.

Me ha gustado mucho conocerte, tienes una sonrisa encantadora :D, lo curioso es que me resultas familiar.

Besitos.

Ricard dijo...

Hola Mandalas.
Yo me apunto a escuchar el silencio,
No solo lo recomiendo sino que ademas sera algo imprescindible en cuanto descubrais las posibilidades positivas.
Me gustan mucho tus propuestas porque realmente son muy efectivas.
Yo las prectico.
Un abrazo.
Ricard

Phausca dijo...

impecable entrada, te has explayado con una claridad que no deja lugar a confusión.
justamente, el sábado fui a un seminario con un maestro yogi y se trató el tema del observador desapegado, de algún modo se trata de lo mismo.

gracias, amiga!

un abrazo fuerte.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Erika

Jjajajaaa, gracias, guapa. Hace tiempo que no voy por tu tierra, quién sabe si en alguna de mis escapadas nos hemos visto.

Eso mismo que cuentas, creo que nos pasa a todos. Es fácil no darle tantas vueltas cuando el tema no es nuestro, pero las dudas nos asaltan cada vez que miramos lo nuestro.

Al final, cuando veo que soy incapaz de parar de pensar, después de haber aplicado todo lo que se, lo dejo para el día siguiente. Como si no se tratara de mi. Me "obligo a olvidar", eso y alguna llamada o encuentro con alguna amiga que me escucha. Las dos suelen funcionarme.

Besotes tranquilos, guapa.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Ricard

Cuánto me alegro que te gusten las propuestas y además las practiques.

Estoy de acuerdo contigo, el sielencio ayuda a centrarse en una misma y a descubrirse. Es en cierta manera, terapéutico. Además se suele echar en falta cuando llevas todo el día escuchando a los demás.

Gracias por estar ahí.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Phausca

Si es que cuando uno está conectado pasan estas cosas ;).

Si que es curioso, tu seminario, la entrada, seguramente otras muchas entradas hablando de lo mismo.

Quizá sea un buen momento para tomar conciencia de que el silencio es necesario en nuestra vida, por su gran beneficio y tal vez, por ser una herramienta fundamental en ser conscientes de nosotros mismos, con nuestras carencias y dones.

Un placer leerte.

Besotes.

Fanny Brice dijo...

Yo tengo otra versión de escuchar el silencio en mitad del ruido. Me paso la vida enmascarando mi tinnitus y sólo dejo de escucharlo cuando estoy rodeada de sonidos. Por la noche, si me despierto, el zumbido no me deja dormir. Entonces enciendo la radio y con su ruido, o su melodía, o su conversación, encuentro la forma de silenciar al molesto piiiii y me duermo.

Besotes, Mandalas.

añil dijo...

Hola Mandalas! llego aquí de la mano de La Mirada Sencilla y voy a quedarme.

No he podido leer aún mucho pero me he sentido bien sólo con la paz que me ha transmitido tu imagen.

Un beso

Jabo dijo...

Hola Mandalas, venía a contarte que este fin de semana, allá por Alicante y junto a una buena amiga, hemos realizado la visualización en el mar que planteabas hace pocos post.La imprimí, llevé y la hicimos.
No había nuestras olas del cantábrico, claro, pero también está bien.
Abrazo. Jabo

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Fanny

Si, en tu caso es al revés. El ruido es físico y además de incómodo, molesto. Ojalá la situación pueda ir mejorando y puedas poder descansar escuchando sólo un leve y nada molesto sonido.

Me alegro de verte, guapa.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Añil

Se bienvenida a este lugar en el que espero te sientas a gusto.

Gracias por tus palabras, es agradable escuchar que mi cara te transmite paz.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Jabo

Jajajaaa, qué animados. No, el Mediterráneo no es el Cantábrico pero tiene otras cosas muy buenas.

¿Qué tal fue la visualización? ¿Os resultó complicada? Ya me comentarás.

Besotes.

Ricardo Marin dijo...

Escuchar al silencio con nuestras mentes dispersas sin lugar a dudas requiere de un ejercicio de voluntad.

Como bien dices centrarnos en lo esencial.

Saludos

luzysolyluna dijo...

Hola Mandalas: muy buena la reflexion, yo por lo normal, tengo demasiado ruido en mi cabeza. Aprendere a estar en silencio.
Gracias por los consejos. Un abrazo.

METAMORFOSIS dijo...

jo!!! que chulo!!! nunca me había parado a verlo de esta manera..."escuchar el silencio en mitad del ruido" la verdad, es que una vez leído tu texto, hacer eso es lo que se llama meditar....me he leído alguno que otro libro sobre meditación y viene a decir eso, pero aún no lo he puesto en práctica, tengo una mente hiperactiva y para mi es muy dificil, porque tengo que estar haciendo siempre más de una cosa al mismo tiempo, ji ji ji, yo no tengo una lavadora en la cabeza, tengo una lavvadora, la secadora, la aspiradora, y también un martillo percutor, así que cuando tengo que tomar una decisión importante, nunca escucho a mi mente....allí siempre está liada la de dios!!!!!, yo me bajo más para abajo y escucho al corazón...hay veces que me equivoco...pero aún equivocada y todo, es cuando más agusto me encuentro con lo decidido. No obstante, tengo que poner un poco de orden en todo ese ruido que tengo...porque hay veces que acabo con unos dolores de cabeza que no te puedes dar una idea....
Así que para empezar, voy a callarme un poquito ya que me enrollo como las persianas....

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Ricardo

Ya lo creo, de mucha voluntad y disciplina, al menos en mi caso. Soy de las que veo una mosca volando y me despisto.

Pero yendo a lo esencial es más fácil actuar. Y lo mejor de todo, es que somos capaces de conseguirlo.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Luzy

Mucho me temo que casi todos tenemos mucho ruido dentro de nosotros, otra cosa es que al saberlo decidamos poner freno a este molesto runrun. ;).

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Metamorfosis

Nada de enrollarte, es un placer leerte. Me ganas, no he leido ningún libro de meditación porque me resultan demasiado áridos y acabo dormida y no meditando, jaajajaaa.

Si al final, somo capaces de escuchar el silencio aunque sea un minuto, ya es un logro. Si trabajando un poquito, podremos conseguir que sean más minutos.

Lo ideal sería conseguirlo todos los días. En mi caso, me conozco y aunque lo tenga presente no siempre lo consigo con la rapidez y tranquilidad que me gustaría.

Jjajaaja, quién se enrolla ahora como una persiana...

Besotes.

gotita de amor dijo...

Sin duda el silencio es un punto en donde puedes reflexionar a gusto..un momento de silencio sirve para aclarar las ideas...Besos Maria Eugenia

Lito dijo...

Un buen consejo. Hace falta voluntad y ejercicio mental para escuchar el silencio en medio del ruido, para saber dirigirnos a lo esencial.
Saludos.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Gotita

Exactamente, de eso se trata. Lo has resumido perfectamente :D.

Veo que tienes práctica en ello. Es estupendo.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Lito

Es cierto, ahce falta voluntad, cierta disciplina y sobre todo, querer llegar a la esencial y no tener miedo de que se va a descubrir.

Besotes.

arkaitz dijo...

Hola Mandalas!

En mas de una ocasión, -la verdad es siempre que puedo-, pero procuro que sea dos veces por semana, acostumbro a cerrar la ventana del estudio, apago toda fuente de sonido y luz, y así, en silencio, me relajo. Intento dejar la mente vacía, cosa que casi llego a realizarlo y la verdad es que el resultado es sorprendente.
Desde luego el silencio es fuente de relajación.

Besos!

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Arkaitz

Qué gozada, cuánto me alegro por todo, por tu disciplina, por el éxito de conseguirlo y por compartir con todos nosotros esta vivencia tan estupenda.

Besotes.

La Gata Coqueta dijo...


Te deseo pases un fin de semana lo más ameno y cálido posible!!

La próxima semana vuelvo a mi ritmo habitual...

Buscando un arco iris un día te encontré y fui agasajada con el haz de tu sonrisa...

Está que se pasea por las nubes de chocolate...

María del Carmen

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Gata

Gracias por tu visita y deseos. Espero que sigas disfratando de tus vacaciones. Esperamos tu regreso.

Felis fin de semana también para ti.

Besotes.

bardinda dijo...

De vez en cuando un poco de silencio no viene mal a nadie, aunque a veces el ruido tanto el ruido interior como exterior nos lo ponga dificil.

Un saludo

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Bardinda

Ya lo creo, entre el ruido interior y el exterior, si que lo ponen difícil pero no imposible. Son grandes obstáculos, pero podemos con ellos ;).

Besotes.

Olga i Carles dijo...

El silencio...
en el se encuentran todas las preguntas y respuestas.
En el se encuentran los sonidos permanentes del universo del alma.





Gracias.
Un abrazo.

Gloria dijo...

Gracias, Maria Eugenia. Gracias por tu felicitación y por haber compartido la tarta conmigo y con todos los amigos. Eres bienvenida.
Sabes? conozco bien el silencio del que hablas... yo lo llamo ponerme en los zapatos del otro y , si lo haces a menudo, sale casi sin pensarlo. ¡ discutimos tanto por imponer nuestro punto de vista ¡
Me gusta tu espacio. Volvere.
Un abrazo grande y siempre fuerte.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Gloria

También conozco esa expresión pero la suelo utilizar más en el caso de ponerme en el lugar de otra persona.

Da igual cómo lo llamemos, al final lo importante es cómo nos sintamos.

Muchas gracias por tu bienvenida y te digo lo mismo, pasa, acomódate y siéntete a gusto en este rincón.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Olga

Perdona, no me había dado cuenta que te había saltado.

Es muy bonito lo que has dejado escrito. Silencio, preguntas, respuestas y el Universo. Precioso.

Besotes.