martes, 1 de noviembre de 2011

Observando la vida desde unas lentillas temporales

Esta semana pasada he tenido problemas de visión debido a un cambio de lentillas. Sabía que era algo temporal y que vería peor de lo habitual. Aún así han sido cuatro días en los que he visto doble y algo borroso. Acostumbrada a ver de maravilla, cuesta adaptarse a ver mal o no tan bien.

El primer día que estrené estas lentillas temporales, decidí ver todo lo mejor que pudiera, hacer una vida totalmente normal. Me esforzaba en intentar encontrar el equilibrio perfecto que me permitiera ver de cerca y lejos sin problemas. Cerraba el ojo izquierdo y hacía la prueba; luego el derecho, y así sucesivamente. Supongo que verme andar por la calle tuvo que ser divertido, verían a una persona guiñando los ojos constantemente. A pesar de todos mis intentos no conseguía ver correctamente.

Al cabo de cuatro horas, claudiqué. Me di cuenta que no tenía que hacer ningún esfuerzo sino adaptarme a la nueva situación. A partir de ese momento, me conformé con aceptar de buen grado todo lo que viera, ni más ni menos; sin agobiarme, sin pretender ver más de lo que podía dada mi capacidad. Indudablemente, mi vista continuó sido semiborrosa, pero al cambiar mi actitud y relajarme, conseguí que mis ojos enfocaran realmente lo que era útil para mi, lo necesario.

Al día siguiente, aunque la visión seguía siendo borrosa en algunos momentos, fue más llevadero; y el tercer día, conseguí ver la pantalla del móvil y poder leer los mensajes que tenía sin demasiados problemas. Me di cuenta que si miraba de refilón conseguía una mejor visión. Inclusive puede escribir, ver y leer en el ordenador sin cansarme demasiado. Todo un lujo.

Todos estos pequeños inconvenientes, que es lo que han sido, me han hecho pensar en cómo vivo la vida. Si me centro en lo realmente importante o si mi enfoque se desvía y acabo despistándome más de lo debido. Quizá le doy demasiada importancia a temas que no la tienen y debo aprender a vivir, a llevar la vida tal y como se presenta sin mayor pretensión que disfrutar de ella. Se que es algo que intento o procuro hacer desde siempre, pero hacer reajustes o pararse a pensar y reflexionar en ello de vez en cuando, tampoco está de más.

Así que, más que a conclusiones nuevas, me he reafirmado en varias cuestiones. La primera es que aunque a veces intentes dar lo mejor de ti, la vida te obliga a adaptarte, a ser camaleónica y esa es una cualidad muy importante para disfrutar de la vida.

Si acepto la nueva situación que me brinda la vida, y me adapto a ella, fluyo más y mejor. Fluir en contraposición a esfuerzo terco que no lleva a ningún lado. Al poner menos barreras, daré más y mejor de mi, y aunque parezca una contradicción, acabaré por distinguir lo realmente importante de lo más superfluo.

Una más, los cambios son adaptaciones, y aunque a veces cuesta hacerse a ellos, traen grandes beneficios a todos los niveles.

Y la última, aunque ya tengo mis lentilla habituales y vuelvo a ver perfectamente, no me olvido de lo vivido y lo integro en mi vida, en mi visión y enfoque de ella. 

Ha sido una prueba bonita, en la que la vida me ha dado la oportunidad, una vez más, de poner en práctica mi filosofía de vida. Y no está nada mal este tipo de exámenes sorpresa.


La foto está sacada de internet, desconozco quién es su autor. 

66 comentarios:

Julius Revolution dijo...

Muy interesante. Muchas gracias por compartir lo que sabes. Abrazos.

Montse dijo...

Sin mis gafas no veo nada,todo borroso y distorsionado, y las letras ni te cuento.Me dicen que lleve lentillas, pero me da cosa llevar algo dentro del ojo, y sigo con mis gafas.Tambien tengo que hacerme una revisión creo que mis diotrias han aumentado un poco,¡¡¡ que se le va hacer!!!Un abrazo.

40añera dijo...

Es cierto la vida te convierte en un camaleón hay que adaptarse porque si no se convierte en durísima y poco llevadera
Un besote cielo

La Dame Masquée dijo...

Madame, en realidad no ve usted tan mal si puede hacer todas esas cosas, aunque sea de refilón. Yo tenía una vista de lince, pero me temo que la estoy perdiendo. Y es el último sentido que me gustaría perder!

Buenas noches

Bisous

Adriana Alba dijo...

Es fantástico como un hecho cotidiano, nos puede dejar tanta enseñanza.

Y tu además, la has captado con los ojos del corazón.

Un fuerte abrazo Mandalas y gracias por tu cercanía.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Julius

No se si es lo que se, o es lo que vivo, jaajajaja.

Me alegro que te haya gustado la entrada.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Montse

Yo llevo lentillas duras desde 33 años y estoy encantada. No te mojas si llueve, puedes ver. Es un lujazo. Pero han tenido que hacerme gafas nuevas, y me pusieron una blandas durante unos días.

En mi caso, no noto nada especial, ni molesto dentro del ojo y no duele. La sensación de ver sin gafas es estupenda.

Lo del aumento de las dioptrías es un engorro, espero que no sea mucho. En mi caso no han subido desde hace veinte años. Toco madera ;).

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola 40añera

Pues sí y al mal tiempo buena cara. Porque nadar contracorriente es durísimo. Pero eso ya lo hemos aprendido ;).

Besotes.

andré de ártabro dijo...

¡Mira tú!, por donde con unas lentillas , nos has llevado dela mano por una auténtica filosofía de vida.
Ese esfuerzo "a veces terco que no lleva a ningún lado"
En cuanto a los cambios , dan otra perspectiva y que hermoso es ver al mundo desde otra atalaya.
Siempre es "muy interesante" venir a esta tu casa.
Un beso

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Madame

Me temo que es la necesidad la que agudiza el ingenio. Porque probé todas las maneras de poder ver el móvil durante dos días y parecía una borracha de dibujos animados. Así es como veía, doble, jaajajajajaaa.

Tampoco quiero perder ningún sentido. Me vienen muy bien tenerlos todos, aunque con ayudas ;).

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Adriana

Muchas gracias por tus palabras tan bonitas. Me gusta aprender e intento sacar toda la información que puedo, siempre me que de cuenta, claro.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola André

El aprendizaje está ahí, al alcance de la mano. En todas las cosas. Aunque muchas veces pasa desapercibido. Esta vez, fui una afortunada y pude darme cuenta a tiempo :).

Gracias por tus palabras.

Besotes.

Katy dijo...

Así es Mandalas, si se cerramos un sentido se agus¡diza otra, si aceptamos una situación en vez de pelearnos con ella las cosas irán mucho mejor. Espero que ya te hayas habituado.
Bss

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Katy

Por suerte, ya tengo las mias, las de siempre. Era algo temporal para que pudieran mirarme correctamente la córnea para hacer bien las mediciones de cara a las nuevas gafas.

Besotes.

Ricard dijo...

Una experiencia un tanto inquietante, pero muy positiva en cuanto a la reflexion de la misma.
Esta claro que actuar positivamente y dejarse llevar por las situaciones es el mejor modo de solucionar los contratiempos y ver la vida de un modo mas positivo.
Gracias por tus reflexiones.
Un abrazo.
Ricard

ion-laos dijo...

Lo inteligente es ser flexible a las nuevas situaciones.

Lo que aprendemos con unas lentillas!!! Si es que hay que estar atentos a todas las señales aunque no sean de tráfico, jajajaja.

Besos!

Gabriela Maiorano dijo...

Hola María Eugenia!! Que lindo, me encanta con la dulzura que cuentas tus experiencias. Eres un ser muy especial y te admiro amiga. Aprendo con tus palabras. Gracias.
Un beso enorme

Fiaris dijo...

gracias por compartir,abrazos

Asun dijo...

Yo a determinadas situaciones no me podría adaptar. A mí eso de ver borroso reconozco que me pone muy nerviosa. Necesito un mínimo de control para sentirme cómoda, lo reconozco.

Yo llevé lentillas hasta hace un año, en que necesitaba progresivas y eso sumado a la miopía y al astigmatismo hizo que mis ojos no se adaptaran a las nuevas lentillas. Después de varios cambios de lentillas de prueba y de varios intentos hube de aceptar la renuncia.

Un beso

Diazul dijo...

Hola Maria Eugenia, es increìble como de todo se aprende, en este caso aprendiste a adaptarte de la mejor manera a tus lentillas y entendiste que ir en contra de ello no llevaria a nada, pues solo hubieses conseguido estar de malas por no poder ver a la perfecciòn.

Besos.

Lourdes dijo...

Hola, hola, he encontrado muy refrescante e interesante tus dos blogs; ya que los temas que tratas en éllos son algo que siempre me han facinado. Se que estaré por aqui siempre que tenga un ratito libre. Por lo pronto ya me agregado. Saludos desde San Diego California, y nos vemos en breve.☺

Luján Fraix dijo...

HOLA QUERIDA AMIGA
ES CIERTO, UNO TIENE QUE ADAPTARSE A LAS CIRCUNSTANCIAS EN TODOS LOS ÓRDENES DE LA VIDA. ES QUE NO NOS QUEDA OTRA, SI NOS PONEMOS REBELDES PERDEMOS.

EN ESTA EXISTENCIA QUE NOS TOCA EN SUERTE, NO TODO ES COMO UNO QUIERE.

UN BESO GRANDE.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Todos o casi todos llevamos o llevaremos gafas un día o otro por la situación que sea...
Cuando no queremos ver bien las situaciones de nuestra vida, en general padecemos de la vista. Hay que hacer mucha analogía para comprender eso. Somos todavia muy rígidos en nuestra manera de ser...
La flexibilidad de mente, corazón y actitud pueder darnos unos ojos maravillosos y ver todo tanto de cerca como de lejos.
Nos alegramos de que te adaptaras tan bien.


Un abrazo.

Kasioles dijo...

Querida M. Eugenia: Me satisface saber, que la adaptación a tus nuevas lentillas, han dado como resultado tan buenos consejos.
Eres una valiente salir a la calle guiñando ojos.
Yo lo paso fatal cuando cambio mis gafas progresivas, ni se me ocurre salir sola, tropiezo en todas partes, hasta se me mueven las aceras.
Me gusta eso de: los cambios son adaptaciones ¡qué remedio!
Pero a mi también me cuesta un triunfo aprender a vivir con esos cambios ¡qué le voy a hacer!
De todas formas, pensaré en lo que me dices, siempre es interesante leerte, eres muy positiva.
Abrazos en el corazón.
kasioles

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Ricard

Pues sí, tienes toda la razón. Pensar positivamente, ayuda mucho a disfrutar de todo lo que nos brinda la vida.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Ion

Jjajajaja, ya lo creo. Y menos mal que no conduzco, jaajajaja porque no hubiera visto las señales de tráfico ;). Qué peligro, jaajaajjaa.

Sí que han dado mucho de si unas lentillas. Y pensar que acabaron en la basura de la óptica, después de todo lo que hicieron por mi....

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Gabriela

Muchas gracias a ti, por tus palabras llenas de afecto y cariño.

Me alegro que hayas disfrutado de la entrada.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Fiaris

Gracias a ti por participar.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Asun

Vaya, pues en mi caso, no se si podría estar sin lentillas. Son 33 años de mi vida con ellas. Tengo miopía y astigmatismo y es una gozada ver sin llevar el peso de las gafas.

También me costó adaptarme a ver borroso. Y mucho, y eso que estaba avisada. Pero me vino bien para ser má consciente de mi enfoque sobre la vida.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Diazul

Desde luego, no hubiera podido expresarlo de mejor manera. Eso es lo que pasó. :D.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Lourdes

Encantada de conocerte y pásate cuando quieras y te apetezca. Será muy agradable verte :D.

Me alegra saber que te gustan los dos blogs.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Luján

No, no todo es como nos gustaría que fuera; ello nos obliga a adaptarnos, a aprender y a avanzar. No está nada mal :D.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Olga

Sí, fue una suerte. La verdad, en general, tengo la suerte de saber adaptarme bien a las situaciones, A veces protesto algo, pero cada vez menos.

Sí, parte de los problemas de la vista tienen que ver con el hecho de cómo enfocar la vida. Aunque otros, en mi caso, nacemos ya con ellos y vienen de serie ;).

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Kasioles

En mi caso, todavía no he llegado a las progresivas. De momento no las necesito. Tendré que ponérmelas sobre las lentillas, ajajajajaja. Lentillas y gafas de ver a la vez, ajajajajaja. Ya te contaré cómo lo llevo cuando llegue el momento.

Sí, los cambios nos exigen adaptarnos y al no hacerlo, es cuando aparecen los problemas. A todos nos cuestan llevarlos a cabo.

Besotes.

LJ-90 dijo...

Interesante reflexion que giran al torno de un par de lentillas.
Pues, que tus reflexiones siempre me gustan, son super interesantes y te hacen pensar.
Saludos Mandalas, continua con el gran trabajo.
LJ-90

Carmen Rosa dijo...

Querida MARÍA EUGENIA, que gusto leerte y verte siempre abierta y dispuesta a seguir creciendo. La aceptación de las cosas que no podemos cambiar nos trae una tranquilidad increible, en cambio la resistencia nos crea más tensión. Cuantos aprendizajes lograste, te felicito por esa disposición a ver las cosas desde el lado positivo.
Un abeso

AZAHARA dijo...

Si es que de toda experiencioa podemos aprender, verdad? Me ha encantado como has sacado tus conclusiones del hecho de cambiar de lentillas. Eres muy reflexiva y eso es buenísimo! Como bien dices, deberíamos pararnos de vez en cuando a reflexionar sobre como vivimos y vemos alas cosas, nos iría a todos mucho mejor!

Por cierto, yo hew de ir a hacerme unas, a ver si me animo esta semana... :)

Besitos!

Amelia dijo...

Mª Eugenia decirte que yo también soy del grupo de los miopes, jeje, pero a los 30 años me operé con lentes intraoculares y se terminó mis problemas de visión.
Yo siempre lleve gafas de niña y de adolescente lentillas, y la verdad es que como era una burra no quería quitarmelas en todo el santo día y para mí fué una liberación el operarme.
Y ahora que pienso tengo que revisarme, porque ya hace varios años que no he ido al oftalmólogo.
Un besazo cariño. Amelia.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola LJ-90

Qué bien. Cuánto me alegra saber que te gustan mis reflexiones. Da gusto. :D.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Carmen Rosa

Jjaajaja, tampoco queda otra alternativa. Bueno sí, pero no la contemplo, ajajajajaa.

Pienso que la vida muestra todo un abanico de posibilidades y depende de cada uno de nosotros, tomar unas u otras. Y desde luego, elegimos vivir felices o angustiados. ;).

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Azahara

Me gusta observar y pensar, jaajajaja, quizá hasta demasiado. Depende de cómo miremos las cosas que nos suceden podemos sacar una enseñanza o nada. Me gusta aprender y seguir avanzando en la medida que pueda. A veces lo consigo, otras ni me doy cuenta.

Suerte con tus nuevas lentillas .

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Amelia

Veo que estás encantada con la operación. Pertenezco a tu grupo, desde que me levanto hasta que me acuesto, con lentillas. Son tan cómodas.

La verdad, de momento, no he pensado en operarme. Si tiene que ocurrir, ya llegará. ;).

Besotes.

Alondra dijo...

¡Hola! explicaste de maravilla esa sensación con las lentillas, te cuento que ahora me adapté a las gafas progresivas y no volví a poner las lentillas...
Así es amiga, tenemos tantas cosas maravillosas y no le damos la importancia porque están ahí, me gustó esa visión positiva.
Besitos

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Alondra

Todavía no tengo problemas con la visión de cerca y mis gafas son normales. No se lo que pasará cuando tenga que ponerme unas progresivas. Cuando llegue el momento, ya veré que hago. ;).

Me alegro que te haya gustado la entrada.

Besotes.

METAMORFOSIS dijo...

Como se suele decir..."o te aclimatas o te aclimueres"....la adaptación al medio de los seres a lo largo de la historia es lo que ha dado lugar a la evolución, y eso en nuestra vida, a pie de calle, como has contado tu en tu caso, te ha enseñado y te ha hecho evolucionar en tus pensamientos, para que cuando se te presente una situación dificil y complicada, te adaptes al medio, a ella...sufras menos y rindas mas.
Me encanta en paralelismo que has hecho.
Una reflexión muy sabia.
Besos.

manolo dijo...

Uno de mis hijos usa para miopia. Sobre las lentillas, me hizo en una ocasión un comentario de que la mayoría de los especilistas no usan lentillas. ¿.....?
aunque las aconsejan.

Saludos manolo

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Metamorfosis

Gracias guapa. No había oído nunca la expresión que mencionas, me ha gustado.

Ya que tengo que vivir una experiencia, me gusta mirarla por todos los lados posibles. A veces llego a conclusiones interesantes, y otras no llego a nada, jaajajajaa.

Desde luego, el adaptarse forma parte de la vida y cuanta menos resistencia pongamos, mejor nos irá.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Manolo

También las uso por mi miopía. Tengo diferencia de visión entre un ojo y otro y con las lentillas estoy encantada de la vida.

El óptico que me va a hacer las gafas nuevas, me comentó que usaba lentillas blandas. Al menos, algunos si las usan ;).

Desde luego, estoy encantada y llego así 33 años, y que dure :D.

Besotes.

uxue dijo...

Comparto lo que has escrito Mandalas.
Hay que adaptarse a los cambios, tener la mente abierta y ver qué es lo importante en esa nueva situación.
Cuando hay una situación difícil en una familia o una desgracia, un observador diríaque, en su caso, no sería capaz de poder sobrellevar ese contratiempo que tanto ha cambiado la vida del que la sufre. Pero, si ese observador estuviera en esa situación es probable que también saliera adelante, adaptaría su vida a esa nueva realidad dándole prioridad a otras cosas que necesita con ese cambio.
Ya ves Mandalas lo que te hace pensar un cambio de lentillas y cómo lo transmites aquí para que los demás lo pensemos también.
Gracias por compartirlo.
Un besote

Nómada planetario dijo...

Acostumbrado a las gafas como estoy, de cerca ya apenas distingo sin ellas, lo llevo bien, porque antes los oftalmólogos decían que tenía vista de marinero.
Besos graduados.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Uxue

¡Qué importante es lo que has explicado y con qué claridad!

También estoy totalmente de acuerdo. Cuando en nuestra vida, tenemos dificultades importantes, generalmente nos enfrentamos a ellas, adaptándonos y las acabamos por superar. Al final, están tan integradas que parecen algo normal.

Un comentario precioso y con matices muy importantes. Gracias por compartirlo.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Nómada

Jjajajajaa, me ha gustado eso de "vista de marinero". No lo había oído nunca.

Llevo gafas desde los cuatro años, y lentillas desde los 11; así que puedo hacerme una idea de lo que te pasa.

De momento, de cerca veo de maravilla y de lejos también; eso sí, siempre que lleve puestas las lentillas y en cuento me las den, las gafas.

Besotes.

MAR SOLANA dijo...

Mª Eugenia, tú como siempre, sacando el máximo jugo a la Vida y luego, claro, ¡te haces los mejores zumos! :D

Sí, la palabra clave es FLUIR; yo lo tengo presente a cada instante, desde que me levanto hasta que me acuesto...

“La vida es un milagro puesto a prueba constantemente y sometido a los avatares de un influjo incierto, vulnerable. Es como caminar sobre el filo de un cuchillo sin cortarse o como tratar de mantener el equilibrio en una cuerda floja”.

Sin embargo, algunas veces me pasa lo que a tí, mi afán perfeccionista y obsesivo se esfuerza demasiado cuando lo único que tenemos que hacer es ¡¡dejarnos llevar como pececillos en el mar!!

Muchos besos de un pececillo a otro con vista estupenda :D

MEN dijo...

La vida nos está enseñando continuamente, hasta con las cosas que creemos más insignificantes. Todo suma, todo vale. Pero aun así los cambios me asustan, la incertidumbre de pensar si serán buenos o malos me agobia. Siempre termino adaptándome y mirando hacia atrás descubro que no fue tan malo, pero siempre que solo me afecte a mí. Cuando hay mas personas involucrada me da mucho miedo.
Ole por tus lentillas jajaja. Un bessito cielo

J. G. dijo...

nunca veas más de lo que no quieras, me inquieta tu rutinario comportamiento por esa simple cuestión visual

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Mar

Jajajajaja, me encanta lo de los zumos. Casualmente hoy he tomado uno de naranja para desayunar.

Pues sí, fluir, fluir y fluir. No queda otra, si queremos sorprendernos por la vida, por su alegría, por sus cambios, ...

Seguiremos por el camino ya trazado, el de adaptarnos a los cambios y sorpresas que nos presente la vida :D.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Men

Los cambios siempre son para mejor, aunque a veces cueste verlo. Debemos mirar por nosotros mismos, por cada uno de nosotros. Hay veces que cuando cambiamos y no lo hace nadie más, el cambio en sí se propaga como ondas y llega a los demás.

Pues sí, benditas lentillas que me ayudaron a ver en un momento borroso ;).

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola J.G.

Vaya, ya siento que estés preocupado. Si te sirve de algo, estoy estupendamente, es difícil dado mi carácter que esté mal. Tengo mis momentos bajos como todo el mundo, pero no duran demasiado. La vida es muy corta para estar lamentando y así que intento disfrutar de ella todo lo que puedo :D.

Besotes.

lidia-la escriba-www.deloquenosehabla.blogspot.com dijo...

que buen trabajo,en este post!hace milenios que no pasaba,hoy me dedico...
un abrazo,muchas gracias
lidia-la escriba

atlantida dijo...

cuando una persona es muy positiva aqui esta la mejor prueba en tu texto.
tienes una manera de ver el lado positivo de las cosas y te pones a revisar y a reflexionar sobre ello, dejando a nosotros una enseñanza mas,me encantaron algunas frases en tu entrada como por ejemplo esta.

(Si acepto la nueva situación que me brinda la vida, y me adapto a ella, fluyo más y mejor)

y que decir de estas...
( no me olvido de lo vivido y lo integro en mi vida, en mi visión y enfoque de ella)
es muy grato visitarte y leerte.
un abrazo bendiciones y mi saludo.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Lidia

Gracias por tu visita y por tus amables palabras.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Atlántida

Me alegro que te haya gustado tanto la entrada.

No me cuesta ser positiva, creo que nací así :D.

Besotes.

Ana dijo...

Ya lo decía Darwin... tenemos que adaptarnos. Y fluir, dejar que todo fluya.

Un beso, Mandala.

PD: me encantan los mandalas!

m.eugènia creus-piqué dijo...

Tela marinera lo de las lentillas, M.Eugenia, desdeluego que hay que adaptarse en cada momento a lo imprevisto pero a veces cuesta mucho, me gusta tu filosofía, yo quizás ya las hubiera tirado por la ventana, luego me habría arrepentido, seguro.Un abrazo.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Ana

Cuánta razón en las palabras de Darwin. Me gustan.

Qué bien que te gusten los mandalas. Me alegro mucho por ello.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola M Eugènia

No te creas, que en algún momento casi lo hago ;). La verdad que ni lo pensé, sabía que iban a ser cuestión de pocos días y eera la única manera que podían graduarme bien la vista, sin perder mucha visión y que pudiera hacer una vida normal.

Además fue un regalo, el aprender tanto. No estaba previsto, ajajajaja :D.

Besotes.