miércoles, 7 de diciembre de 2011

Confiar y conocerse a uno mismo

He estado observando en consulta que últimamente, algunos de los mensajes que se reciben a través de la mediumnidad o del tarot, es el de confiar, en lo que va a suceder, en uno mismo, en los demás, en lo que nos rodea, etc. Y ante esta información, la siguiente pregunta suele ser, y ¿cómo lo hago? ¿cómo confío en mi mismo?

Suelo responder que es más fácil la teoría que la práctica y que confiar en uno mismo o en la vida es dejarse llevar por las circunstancias sabiendo cuáles son nuestros límites, cualidades y sobre todo, saber dónde está el equilibrio y la armonía que nos centran y ayudan a no perder la perspectiva.

Lo siguiente que suelo escuchar, es uffff, eso es imposible, yo no, o mi autoestima está genial. Sonrío y les comento, que si les ha llegado esa información es por un motivo especial y cada uno es libre de hacer lo que siente y piensa, ya que somos los únicos responsables de nuestra vida.

Para confiar en una misma, creo que es necesario conocerse bien. Saber dónde están nuestras fuerzas, con qué recursos contamos ante una situación difícil, ya sea el recurrir a la ayuda de un profesional de cualquier tipo, hablar con un alguien que pueda entendernos y orientarnos o la de encontrar esa fuerza interna que nos lleva a superar situaciones adversas o complicadas. Me he dado cuenta que muchas veces, contestamos sin pensar. Es decir, no nos tomamos un respiro y analizamos cómo somos. Es más fácil decir, no se hacerlo o no puedo, y entregar el testigo a otra persona para que lo solucione por nosotros que asumir nuestra la responsabilidad y compromiso.

No estamos acostumbrados a escucharnos en silencio, a descubrir lo bueno y lo malo o lo no tan positivo que bulle en nuestro interior. Los motivos pueden ser diversos, desde miedo a encontrar lo que no queremos ver o saber, no saber gestionar lo que hallemos, comodidad, falta de compromiso, dejadez, pereza...

Nos han enseñado que tenemos que ser buenas personas, tener sentimientos positivos y amorosos hacia los demás. Primando a los otros por encima de nosotros. Si no estamos bien con nosotros mismos, difícilmente podremos dar lo mejor a nadie. Es muy importante conocernos, saber qué nos potencia, anima, estimula y qué nos frena y obstaculiza. De esta manera, con ganas, trabajo personal, voluntad y algo de disciplina, podremos afrontar las situaciones que lleguen con otro enfoque, desde otra perspectiva, la de saber dónde estamos y qué podemos o no hacer.

Nunca terminamos de conocernos y eso es algo que me gusta. Nos ayuda a crecer y a evolucionar como personas, a estar abiertos a la vida. Además, ella, cuando pensamos que ya nada va a poder sorprendemos, se encarga de demostrarnos que no es así, y de nuevo toca volver a mirar hacia dentro, debemos escucharnos, observarnos y confiar en nosotros. De esta manera estaremos mejor preparados para afrontar los retos, salvar las dificultades y poder ayudar a los demás.


La foto de la imagen es de un mandala mio.   

48 comentarios:

manolo dijo...

En muchas ocasiones nosotros mismos, nos enmascaramos nuestra personalidad.
¿Por miedo? ¿Por no gustarnos lo que vemos?

Cuando lo haces y afrontas lo que ves, tienes la valentía de calibrarte a ti mismo y entonces llegas valorarte como te ves y puedes entonces darte a los demás.

MUY BUENO TU ARTÍCULO. Muy Bueno.

Saludos, manolo

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Manolo

Es posible lo que comentas, puede ser miedo, no saber afrontar lo que vemos porque no nos gusta....

Supongo que en el fondo cada uno sabemos cuál es el motivo. Habrá que investigarlo y así podremos dar lo mejor de nosotros mismos :D.

Me alegro que te haya gustado.

Besotes.

La Dame Masquée dijo...

Pues es verdad que nunca terminamos de conocernos, y en ese desconocimiento se pierde parte de nuestro potencial. A veces nos sorprendemos a nosotros mismos, incluso, así que no sé cómo podemos pretender que nos conozcan los demás.

Buenas noches, madame

Bisous

andré de ártabro dijo...

Mucho de sicología hay en tus palabras y bastante acertadas, tampoco la vida es sencilla en una sociedad de consumo en donde los que has visto correr hoy, también irán corriendo mañana , ¿para llegar antes a donde? para llegar antes ¿a que? Tal vez ya sea asi su vida y corran por correr.
Y como dices probablemente digan "que su estima está genial"
Muy bueno tu post.
Un beso

varín dijo...

Hola,

Hace ya mucho tiempo que mi parecer es que hay que generar y afianzarse en la autoconfianza ( que no tiene nada que ver con autoestima ( más cercana a ego o personalidad ), siendo algo más cercano a lo que cada quién considere su ser, su núcleo,, y que por supuesto nada tiene que ver con la "fe", ya que no es dogma ni es creencia,, es más sensación, intuición y adquisición de conocimiento;
la sensación podría ser acerca de sentirse Real, de Ser con independencia de tiempo, cuerpo u otras ataduras o herramientas pasajeras;

Es también mi parecer que si la educación fuera algo que se valorara y apoyara, y contásemos más verdad sin esconder nada, sería más fácil que tod@s pudiésemos sentir autoconfianza, en vez de los miedos, dudas, falsedades, incoherencias y pesimismos que suelen ser el alimento de esa educación de nuestr@s peques;

Una ayuda para entender otra perspectiva: si venimos por las páginas de María Eugenia es que nos parece plausible que la vida no acaba cuando "nuestro cuerpo" se retira,
pero en cambio ¿ con qué sensación, y teorías - datos educamos a l@s pequ@s ?

Es más fácil de lo que parece darse cuenta de la naturalidad de la autoconfianza, cuando como se dice aquí te interesas por conocerte, por definir tus sensaciones e intuiciones, tus "saberes certeros inexplicables" pero efectivos y reales,,
¿ nos damos cuenta del diferente mundo que viviríamos si las poblaciones en general fueramos educadas promoviendo eso, y teniendo certeza de que no hay un tal "final"?

Al leer la entrada del duelo, y ahora ésta, barajaba hacer una entrada exponiendo la idea que he tenido desde pequeño sobre que la muerte no podía ser final de la Vida, ya que en mi parecer si así fuera el desgarro sería muchísimo mayor, y en mi infancia ya pensaba que salvo excepciones, en general el duelo era poco y en muchos casos fingido ( pero eso ya sería por otras razones ),, pero era poco comparado con el abismal hecho preconizado por ciencia e iglesias de que "de repente apareces, "naces" pasas 20 ó 100 años y CHAS¡¡, "mueres", "desapareces", oficialmente del todo.
Lo siento,, a mi me ha parecido ridículo, increible en el exacto sentido de la palabra, y luego he descubierto que la propagación de esa creencia ( no es un hecho científico,, más bien es hecho científico que hay continuidad, pero bueno...)era interesada ( como interesado por parte del papa y lo que representaba fue cambiar la creencia en la encarnación por parte de cristianos obligándolos desde entonces a "vivir una sóla vida" que durase lo que durase era suficiente para irse al cielo o al infierno, ahí sí, a vivir eternamente )
¡¡ vamos ¡¡

corto, que estoy haciendo otra entrada ( no sé si me llevaré el comentario para hacerla, ja ja )

Abrazos

Julius Revolution dijo...

Me gusta confiar en lo que va a suceder, dejarme llevar, yo digo surfear la ola, que siempre te deja en un lugar, no sabemos donde, pero lo que es seguro es que la ola termina. Perder el miedo a ese "donde" me dejará la ola y confiar en que ese será precísamente el sitio bueno. Para mí, una de las claves es quitarnos nuestros miedos. Un beso Mª Eugenia.

varín dijo...

Una vez A me dijo:

"pero es que tú tienes certeza, tú no dudas sobre eso [ que vivimos siempre, aunque no conozcamos con qué ropajes y en que mundos o circisntancias ]"

Y claro, me di cuenta de que eso no era habitual,, y no supe qué responderle, ya que era verdad, no había duda ni creencia en mí, había certeza inexplicable; de ahí pasé a reflexionar sobre el gran fallo con nuestra educación y "costumbres" al no transmitir y valorar eso, y en cambio hacernos pecador@s de una vida, a ser posible llena de sufrimiento ( que vale doble ), y de disfraces y mentiras ( que aunque puntúan mal, se pueden absolver con dinero )....

Abrazos

ion-laos dijo...

Vamos tan estresados y con tanta angustia, que queremos soluciones fáciles y ràpidas para nuestra vida, y que las herramientas que nos dan pesan mucho y tenemos fatiguita para usarlas, pero si no lo hacemos nosotros nadie lo va a hacer. Creo que es algo muy humano. Hay que tener paciencia, quitarnos los nervios y mirar con tranquilidad nuestro horizonte.

Besotes!

Amelia dijo...

Tienes razón M.Eugenia la vida te sorprende cuando menos te lo esperas. Pero es mas un hijo que lo has parido te sorprende , un hermano, tu pareja que lo compartes casi todo, por esta razón es tan difiel tener confianza. Si es que nosotros mismos en un momento dado no sabemos como vamos a reaccionar.
Yo tengo como un lema personal, yo observo bastante y tener el radar siempre activado, doy confianza por naturaleza, pero a la primera que me defraudes te has comido la olla conmigo. Odio la mentira, para mi es traicionar mi confianza. Un besazo. Amelia.

Norma dijo...

Gracias Ma Euge por tus consejos, nos asesorás muy bien. Creo mucho en que lo emocional controla tu cuerpo. Gracias nuevamente. Besos.

Kasioles dijo...

Pienso que contínuamente estamos evolucionando, cambiamos sin darnos cuenta, por eso debe ser tan difícil conocerse y rebuscar en nuestro interior.
Dicen que de las adversidades se aprende y, es más, en cantidad de ocasiones la gente sale fortalecida.
Yo creo que cada adversidad es nueva, es algo diferente que debemos superar, y la fuerza interior que debemos desplegar, es distinta también, no es la misma que hemos empleado en anteriores circunstancias. Creo que es un volver a empezar.
Confiemos en que nunca nos falten esas fuerzas internas para superarlo todo y seguir adelante.
Un fuerte abrazo.
kasioles

MEN dijo...

Cantidad de veces que me he sorprendido, unas para bien y en otros para mal. Pero siempre creía que eso no es normal jajaja pero veo que me equivoque. La verdad es que hay muchas veces que no se realmente lo que quiero y es muy difícil tomar decisiones. Gracias por tus aclaraciones. Me quedo más tranquila. Me buscare un poquito mas y mejor. Gracias por compartirlo con nosotros. Un bessito cielo

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

Confiar en uno mismo,a veces tan complicado!la timidez,la sociedad...tantas cosas,muy interesante tu texto,un abrazo.J.R.

Katy dijo...

Confiar en nosotros mismos significa como has dicho conocer niestros límites y posibilidades y aceptarno tal cual somos. Desarrollar nuestraa capacidades a ser posible y no querer ser otro.
bss

Nómada planetario dijo...

Compleja cuestión la que planteas, los límites humanos no se pueden trazar con regla y compás. La confianza en sí mismo se pone en juego cada vez que afrontamos un nuevo reto.
Un abrazo.

Simplementeyo dijo...

Aquí llevo un ratito hablando conmigo misma, y he llegado a la conclusión que desconozco por descompleto ajajaj.
Bueno no es cierto del todo, si se que soy muy racional, que primero pienso, luego pienso y por último pienso, muchas veces equivocadamente, pero a veces me gustaría hacer sin pensar jejej Pienso que tengo unos límites y me vuelvo a equivocar, muchas veces los he traspasado, así que de lo que si estoy convencida es que todos los días aprendo de mi misma y que mis problemas son míos y tengo que afrontarlos.
Hay una fórmula para conocerse mejor? Por favor mándamela que soy muy aplicada y lo haré a rajatabla jeje.

Gracias, eres un encanto y cuando vas a mi casa y me dices lo que me dices, mi ego crece (que siempre le tengo por el subsuelo jiji)y mi cariño hacía ti crece al mismo tiempo.

Besitos y sonrisas conocidas:-)

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Madame

Quizá queremos que los demás hagan nuestro trabajo, y así la imagen que tenemos de nosotros es irreal o no del todo completa.

Feliz noche, Madame.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola André

Si vamos muy rápido y eso no favorece el conocer a nadie mucho, ni a nosotros mismos, ni a los demás. Tal vez, se trata de bajar la intensidad y la rapidez con la que vivimos la vida.

Me alegro que te haya gustado la entrada.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Varín

Si te apetece hacer una entrada hablando del duelo y de que la muerte no es el final, me parece una idea muy bonita.

Tu reflexión me parece muy interesante. Me parece que el duelo, por lo general no suele ser fingido y si doloroso, siempre hay casos en que puede ser disimulado, pero no suele ser lo habitual.

Y expresa todo lo que quieras, siempre es un gusto leerte y aprender de otros puntos de vista. :D.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Julius

Coincido contigo en lo de quitarnos los miedos. Sí, el atrevernos a ser auténticamente nosotros mismos facilitaría mucho las cosas, pero ....

Bonita idea y manera de vivir, surfeando la ola y dejar te que lleve al final. Depende de tí, el mantenerte en equilibrio ;).

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Varín

Entiendo lo que comentas. A veces tenemos esa certeza que no se puede explicar porque no se basa en nada concreto ni tangible, salvo en una absoluta sensación de que algo es así. Es difícil poder explicarlo a los demás, a no ser que lo vivan a su manera.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Ion

Sí vivimos con demasiada aceleración a veces. Y nos da pereza o como dices fatiga el usar las herramientas que tenemos a nuestro alcance. Nadie puede hacer el trabajo, excepto nosotros mismos. Sería interesante que encontráramos un momento para poder mirarnos por dentro y así poder brillar por fuera.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Amelia

La confianza se puede perder en un instante, y volver a recuperarla puede costar casi una vida. Sí, es muy difícil volver a confiar en alguien que te ha traicionado.

Me parece bonito que la vida nos sorprenda, significa que estamos vivos, podemos reaccionar y aprender con ello.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Norma

No se si asesoro. Más bien cuento en voz alta o por escrito, lo que siento, pienso o hago. Si puede servir de ayuda, me alegro.

Gracias por tus palabras.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Kasioles

En mi opinión, si y no, jajaaja. Sí, porque cada situación te obliga a sacar fuerzas,a actuar de manera diferente y aparentemente todo es nuevo.

No, porque el haber vivido situaciones adversas antes, inmuniza, vacuna. Si no hubiéramos vivido esas heridas con cicatrices, no podríamos superar las nuevas dificultades.

Vendría a ser como correr todos los días, tienes fondo. Y si quieres correr la marathon lo harás mejor o peor pero sabrás lo que es correr. No se me ocurre otro ejemplo.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Men

Me temo que no eres la única, no. Jjajaaja, es algo que va con el ser humano.

Puede que a veces no sepamos lo que queremos, pero sabemos no que no queremos o al revés. Eso ya es un comienzo. Nadie dijo que fuera fácil. Para caminar siempre se hace dando un paso hacia delante. ;).

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola José Ramón

Bueno, si somos tímidos, nos bloqueamos o tenemos miedo, ya sabemos algo más sobre nosotros mismos. Eso hará que nuestra manera de actuar sea distinta. Podemos afrontar o al menos estamos en disposición de poder hacerlo de otra manera, siempre y cuando nos interese o queramos llevarlo a cabo.

En estos casos, nada se debe hacer por obligación y si por convicción.

Me alegro que te haya gustado la entrada.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Katy

Si, eso es exactamente lo que quería decir, jaajajajaja. Me encanta tu resumen, es excelente.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Nómada

Ya lo creo, posiblemente descubramos que al afrontar nuevos retos, nuestros límites se amplian.

Ni todas las situaciones son iguales, ni estamos en las mismas condiciones, ni contamos con el apoyo que desearíamos. Habrá veces que no conseguiremos lo que pretendíamos y en otras, lo solucionaremos antes de lo que pensábamos.

En todo caso, en todo momento, hay un aprendizaje. Y si nos caemos, ya nos levantaremos ;).

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Simplementeyo

Ya me conoces, digo lo que siento y creo. No me gusta halagar por quedar bien. Pero soy de la liga de decir las cosas positivas, y en eso, jajaajaj, no me callo.

Si hubiera una fórmula mágica ya no estaríamos en la tierra, ajajajja, viviríamos en otra dimensión, no se en cuál pero si en otra.

A veces actuamos racionalmente y acertamos, otras no. Igualmente sucede cuando lo hacemos de manera intuitiva. A unos les funciona mejor una que otra. Me quedo con la que mejor me hace sentir. Y es, cada vez pensar menos y sentir más.

Lo dice una persona muy racional que está aprendiendo a soltarse y fluir. Se que fluyo, pero aún me queda un largo camino que recorrer y la mente, juega malas pasadas.

Quizá la fórmula mágica, es que no existe como tal y hay que arriesgarse a caerse y para después, levantarse y seguir hacia delante.

Besotes.

Carmen Rosa dijo...

Hola MARÍA EUGENIA
Me gusta tu entrada. Como confiar en sí mismo? creo que depende de varias cosas, pero pienso que la principal es saber que todos tenemos una esencia divina, una parte que nos comunica con el ser superior y que si estamos atentos, nos guía en todo momento sea a través de la intuición, la inspiración etc. Somos seres únicos, irrepetibles con libre albedrío, al ir tomando consciencia de todo esto, iremos comprendiendo poco a poco nuestra grandeza y la de los demás y las preocupaciones serán más fáciles de superar y confiaremos más en nosotros mismos.
Vaya que siempre nos haces reflexionar.
Un beso

Kasioles dijo...

Querida amiga: Puede que tengas razón y yo sea una especie de bicho raro.
Cuando perdí a mi padre, tuve la sensación de que el mundo se hundía a mis pies, que no lo iba a superar. Pero, en aquél entonces, mis hijos aún eran pequeños, otros empezaban ese año los estudios universitarios, en una palabra, me necesitaban mucho, mi madre también al quedarse viuda.
Tenía muchas más responsabilidades de las que tengo ahora, la fuerza interior que tuve que desplegar, en aquél entonces, no se parece en nada a la de ahora.
Soy portadora de un sufrimiento, tendría que estar en forma, pero....
Según me lo planteas, hasta me convences, y es cierto, hay que tener fondo para correr, pero yo me pregunto ¿en dónde olvidé el mío?
Eres una amiga extraordinaria, siempre estar ahí para ayudar, no sabes bien lo mucho que te lo agradezco.
Te dejo un fuerte abrazo.
Kasioles

Diazul dijo...

Suena muy bien lo que dices "confiar y conocerse a uno mismo" de pronto no sabemos hasta donde pueden llegar nuestros límites..y nos limitamos a nosotros mismos..por temor..o por cobardía..ufff..a mi me suele suceder..soy cobarde, tengo miedo al fracaso y muchas veces...como se dice aca..mejor no me "aviento".

Buen tema Maria Eugenia.
Buen fín de semana amiga.
Besos.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Carmen Rosa

Me ha gustado mucho lo que has dicho. Estoy totalmente de acuerdo contigo. De hecho, el dejarse llevar y el fluir, es lo que comentas.

Gracias a ti por haber compartido tu punto de vista y poder aprender de él.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Kasioles

Nooooooooo, no, no, no eres un bicho raro. Cada una es como es. En tu caso, estupenda y con un corazón enorme de grande :D.

La respuesta que te di, la hice basándome en mi experiencia. En que cada vez que he vivido una situación dramática o dira, la siguiente era peor. Pero al tener ese colchón, aunque los golpes eran tremendos y dejaban huellas, otra parte estaba curtida y dolía menos.

Qué buena pregunta haces. ¿Dónde perdiste la fuerza o dónde la dejarte olvidada? Tendrás que encontrar la respuesta, sólo la tienes tú, aunque los demás podamos ver algo, la última y única palabra que vale, es la tuya :D.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Diazul

Sí que nos limitamos y mucho. Normalmente es cuando vivimos situaciones complicadas, cuando nos damos cuenta que somos más fuertes, qué podemos más de lo que pensamos e incluso encontramos soluciones que antes parecían imposibles de hallar.

Buen fin de semana también para ti.

Besotes.

atlantida dijo...

Hola querida amiga, interesante texto nos compartes.}Para mi fue algo difícil confiar en mi en mi seguridad y fortaleza, pero la vida ... es una gran maestra caminando de la mano de ella he ido conociéndome y sabido que puedo confiar en mi porque ya he conocido algo de mi fuerza, mas sin embargo se que todavía me falta mucho por conocer y aprender de mi persona.
Me gusto mucho visitarte y disfrutar de tu Articulo.
un besito y un gran abrazo con mi eterna gratitud hacia ti, y sobre todo muchas bendiciones.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Atlántida

Sí la vida nos enseña mucho de sobre nosotras mismas. Lo estás haciendo muy bien. Es difícil confiar cuando las situaciones que vivimos son trágicas y dramáticas pero, el desear seguir avanzando y crecer, es un éxito, te da fuerzas y sigues adelante.

Lo estás haciendo muy bien, y es un placer poder aprender de ti, de tu fortaleza, de tu coraje y decisión ante la vida.

Besotes.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Primero hemos de conocer que somos Hijos del Universo.
Conocer también a través de la atención nuestra perronalidad, Virtudes y defectos para poder Discernir con valentía a través de la confianza.




Un abrazo.
Gracias.

Manuel dijo...

Gracias por tu comentario en el blog de Esther. Abrazos abiertos y confiados de Manuel. La vida es un cuanto de hadas. Es bello disfrutar la aventura y pasar por todo. Besines desde www.manutecuenta.com

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Olga

Muchas veces el conocer quiénes somos a nivel espiritual y nuestro origen, nos da seguridad y es estupendo; pero de cara a relacionarnos con los demás, es más complejo.

Has hecho un buen apunte. :D.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Manuel

Ya lo creo que si, es muy bella la aventura de vivir.

Gracias por tu presencia en el blog y se bienvenido.

Besotes.

Morgana dijo...

Buen mensaje el de tus líneas, como siempre. La verdad es que a veces la vida nos trae por caminos duros y no encontramos la confianza suficiente como para seguir adelante pero creo que hay que mirar hacia la luz del final del camino y buscar la fuerza interior que nos anima a seguir adelante poco a poco, que nos anima a pensar en positivo sobre aquellas cosas que no logramos conseguir.
Un abrazo enorme.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Morgana

Es muy bonito lo que has comentado. Me gusta ese enfoque tan positivo. Me apunto a vivir de esa manera. :D.

Besotes.

María dijo...

Es dificil confiar en uno mismo cuando se es una persona insegura sobre todo debido a las circunstancias llenas de incertidumbre, y es que la vida nos pone a prueba muchas veces.

María Eugenia, me encantó volver a estar en tu rincón después de este paréntesis forzado y envuelto en angustia, pero todo se ha ido solucionando, gracias por estar cerca.

Un abrazo muy fuerte.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola María

Me alegro de volver a verte y sobre todo, después de conocer las buenas noticias :D.

Sí es difícil confiar en una misma cuando somos inseguras pero lo podemos intentar, aunque sea un poquito. No cambiaremos de repente pero poco a poco, podremos ir notando que vamos confiando en nosotras.

Besotes.

Oasis dijo...

Me inspiran los mandalas. Geometría, color. Vibración.
Confiar y conocerse a un@ mism@, ...importante reflexión que nos conecta directamente con el núcleo de nuestra creativa sabiduría natural.
¡Qué dificil nos lo han puesto!
y ¿qué dificil nos lo ponemos nosotr@s mism@s?
Hay muchos símbolos, señales que nos conectan fácilmente y a través de los mandalas experimento un espacio abierto a la confianza en mí misma, descubriéndome en cada punto de encuentro.
Gracias. Bellos mandalas.
Besabrazos de colores

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Oasis

Qué bien. Me alegro que te gusten los mandalas y también los mios. En mi caso, tienen que ver más con la geometría sagrada y su vibración.

Estamos constantemente conectados a todo, pues no dejamos de ser uno con el Universo. Así que no es difícil ver señales y sentir sus presencias. Otra cosa es que sepamos intrepretarlas correctamente. Eso lleva mucho tiempo y aprendizaje, y es maravilloso :D.

Besotes.