domingo, 1 de noviembre de 2009

Mandalas sedosos

En la primera entrada de este blog, hablaba sobre lo que significa para mi un mandala. También comenté que existían distintos tipos, los hay hechos con tiza, arena, flores, seda, sobre papel, fotográficos....

Estaba leyendo las cartas del Tarot en la Feria de Esoterismo que se celebra durante la primera quincena de agosto en el Palacio Miramar de San Sebastián. En un momento que tenía libre me acerqué a visitar una exposición que había sobre mandalas. La primera impresión que me llevé fue que me envolvían el color y la luz. Me sentí identificada con la mezcla de los colores brillantes, azules, verdes, naranjas, rosas con los tonos más metálicos como los dorados. Los diseños tenían formas geométricas, flores, orientales, dedicados a la naturaleza...

Me acerqué a la mesita en la que estaba Mayra atendiendo. Le pregunté por un mandala que estaba expuesto y que me gustaba, pero llegué tarde, ya estaba vendido. Recuerdo que le dije que parecían lienzos y Mayra me corrigió diciéndome que era seda. "Son pañuelos de seda pintados", me dijo.

Tenía que volver a mi mesa, al despedirme le comenté que había entrado cansada y salía renovada. Esa es la energía de los mandalas, nos dijimos.

Los mandalas actúan moviendo la energía de alrededor, limpiándola, renovándola, cargándola de vibraciones positivas. No es necesario que exista un problema, un bloqueo para que nos ayuden, ya que lo hacen siempre con su sola presencia. A veces no somos conscientes de ello hasta que pasa un rato y nos sentimos llenos de vida o con más fuerza y ánimo. Como podéis comprobar una vez más, soy una enamorada de los mandalas.

El mandala que aparece en la imagen es de Mayra y me ha dado su permiso para ponerlo en el blog. Si os apetece conocer más a fondo la obra de Mayra, podéis pinchar sobre su nombre. Comentaros que esta semana va a estar en Biocultura en Madrid.

5 comentarios:

Marcela Simonetti dijo...

Aquí estoy de visita por tu blog y me parece muy interesante todo lo que compartís.

Es verdad que los mandalas producen un efecto equilibrante dentro nuestro.

A mi me gusta meditar con ellos y pintarlos me transporta...

Leyendo a Jung aprendí el efecto estabilizador que producen en la psique.

Y cuando conocí a Laura,aprendí y disfruté muchísimo de sus obras:
http://laurapodio.blogspot.com/

Gracias por compartir tus experiencias!

Saludos desde La Reina del Plata
Marcela

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Marcela

Me alegra mucho que te guste este blog. Es gratificante ver que lo que escribo, lo comparto con otras personas que están en la misma sintonía.

Sí, estoy totalmente de acuerdo contigo. Los Mandalas nos ayudan a encontrarnos con nosotros mismos y a superar bloqueos,a saber enfocar malas situaciones o simplemente a meditar.

Gracias por tu visita y miraré el blog de Laura. Siempre es importante aprender algo nuevo.

Saludos y un abrazo desde San Sebastián.

Hada Saltarina dijo...

Hola!

La verdad es que yo no sé apenas nada sobre mandalas; se me quedó la idea de que eran imágenes de arena muy elaboradas que hacían los lamas, y que luego soplaban sobre ellos y se desvanecían al momento como una metáfora de la vida. Lo que tú propones sobre los efectos de una imagen me llevan a pensar en una de las facetas del arte y lo que pueden inspirar y transportar; de hecho eso sucede con determinadas obras abstractas que algunas atraen de manera casi mágica;y otras, todo hay que decirlo, repelen.

Besos

Hada Saltarina dijo...

Ah, por cierto, que se me olvidaba comentarte: precioso este mandala!!!

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Hada

Bienvenida de nuevo.

Sí, los mandalas tibetanos están hechos en arena o tiza y cuando se han terminado suelen ser soplados, indicando así que todo es efímero.

Hay otro tipo de mandalas que además de tener el mismo efecto terapéutico, de meditación, de ayuda que los tibetanos, no son destruídos. Quizá los occidentales no vemos bien que se destruya lo que hemos creado.

Estoy contigo en que la belleza de una imagen, de una escultura, de la naturaleza, etc., tiene un poder especial sobre todos nosotros y sería bueno poder aprovecharlo, porque nos beneficiaría.

Este mandala está hecho por Mayra, una chica alemana que vive en Extremadura. Me gusta mucho su obra y me costó elegir uno entre los mucho que tiene, porque los pondría todos.

Un placer charlar contigo de nuevo Hada.

Un abrazo.