martes, 5 de octubre de 2010

Los cambios llaman a la puerta

Estamos en otoño, o al menos eso dice el calendario. En San Sebastián parece que estamos más bien en primavera, unos días estamos a 30º grados, al siguiente llueve y baja la temperatura, y hace menos de media hora el termómetro marcaba 27º. Días locos llenos de cambios.

Los cambios nos rodean, aunque permanezcamos quietos, parados, la vida continua, tiene su ritmo. El instante vivido no es exacto al siguiente segundo y así sucesivamente. Esta perspectiva tiene su puntito. Está llena de posibilidades. Desde la premisa que nada es igual, pero si parecido, de alguna manera podemos manejar el tiempo, disponer de él a nuestra manera. Podríamos vivirlo con mayor intensidad.

La vida es transformación, movimiento, lucha, esfuerzo, alegría, decisión, compromiso... Está en nuestras manos cómo queremos vivirlo. No hablo de poder si no de querer. Hay una frase que dice querer es poder. En este caso, aún siendo muy válida la cita, diferenciaría ambas. Deseamos querer y sin embargo no podemos conseguirlo.

Me pregunto si sintiendo un deseo con toda nuestra fuerza, con la mayor de las intensidades, no estamos ya queriendo conseguir que este se cumpla. Podemos querer cambiar y decimos que no podemos. Tal vez, nuestra fuerza interior no sea lo suficientemente fuerte para lograrlo. Entonces, propongo que lo deseemos con todos los sentidos y comprobemos el resultado.

Como muestra un botón, y hablando de cambios, aquí está el formato del nuevo blog. Aún no está terminado, faltan pequeños ajustes y se está transformando a la vez que yo, así que no descartéis nuevos colores o nuevas plantillas. Estoy como el tiempo, dicen que es otoño pero parece primavera.

Vivamos el día a día, el instante actual y comprobemos si somos capaces de querer en vez de poder, ambas sería todo un lujo.


Desconozco quién es el autor de la foto, y me gustaría saberlo para decirlo y porque me encanta.

12 comentarios:

bardinda dijo...

No siempre podemos manejar el tiempo y disponer de él como necesitemos.


Un saludo

Desdemismontañas dijo...

Hooolaa Mandalas

Ando por aquí de vez en cuando aunque no siempre deje miguitas de pan en el camino. Me agrada leerte.

Besitos guapa.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Bardinda

En parte estamos de acuerdo, por eso si somos capaces de ser conscientes de que estamos viviendo ahora, un instante, un segundo, eso que ya hemos adelantado. Ya estamos en el camino, paso a paso, segundo a segundo, instante a instante.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Montañas

¡Cuánto tiempo guapa! Me alegro de verte.

Un besote grande.

Hada Saltarina dijo...

No sé si era Osho o alguien distinto, pero decía que la única certeza es la existencia del cambio. Así es; y la edad te da con más claridad esa perspectiva. Pero lo importante es que el fondo permanezca.
Besos

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Hada guapa

No te puedo sacar de dudas pues desconozco la cita, pero me parece muy apropiada.

El fondo y la forma, mmmm, interesante dilema. Habrá que darle vueltas la tema. Me gusta la idea.

Besotes

María Jesús Verdú dijo...

Vengo a leerte y a dejarte un cariñoso saludo en esta mañana soleada de sábado

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola María Jesús

Feliz domingo y comienzo de semana. Aquí hoy llueve, a ver mañana qué tal día hace.

Besotes.

MR. MC.DONALD dijo...

WOW!!! ENHORABUENA!!! EXCELENTE TU BLOG, GENIAL ESTA ENTRADA!!! DE VERDAD TE FELICITO, ME GUSTA EL CONCEPTO QUE LE IMPRIMES A CADA DETALLE Y TE INVITO A QUE TE PASES POR MI NOSTÁLGICO, OSCURO, TRISTE Y DEPRESIVO BLOG DE INVIERNO PARA QUE ME DES TUS MAS SINCERAS IMPRESIONES AL RESPECTO. DESDE HOY TE SIGO. TE ESPERO POR EL MIO ...

www.juancarlosmcdonald.blogspot.com

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Mc

Gracias por tus palabras y tus impresiones. No se si pasaré por tu blog después de tu descripción, mmmm, me lo pensaré. ;).

Bienvenido y acomodate, hay sitio para todos.

Un saludo.

Begoña Eguiluz dijo...

Hay veces en que ni siquiera podemos desear sentir...
El problema de las emociones es que nos sobrevienen, no podemos convocarlas a voluntad...¿qué hacer entonces para vencer la paralización y la angustia?
Yo utilizo el "como si"...Es decir, actúo como si deseara, como si estuviera alegre, como si la vida me sonriera.No es fácil; tienes que poner voluntad en ello y lo mejor es que a veces resulta; vences esa parálisis de la desgana y la vida se pone en marcha sin demasiados chirridos...sueles terminar alegrándote y sintiendo de nuevo que las cosas tienen sentido.
Es un tema muy interesante el que tratas Mandala...¡ojalá aprendamos a vivir los cambios sin resistencias pero sin paralizarnos y perder el rumbo!

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Begoña

Qué interesante lo que mencionas, "como si". Es cierto que cuesta actuar al hacer realidad el deseo y más cuando implica cambios.

Tu "como si", es casi dar un click a la mente y comenzar a materializar una realidad. Es una técnica muy útil. Con tu permiso, probaré a llevarlo a cabo, y ya te contaré cómo me va a mi.

Gracias por tu aportación.

Besotes.