miércoles, 31 de agosto de 2011

31 de agosto en San Sebastián o crecimiento ante la adversidad

Hoy es 31 de agosto, fecha que en San Sebastián tiene un significado especial. Por ser la fecha en que todo terminó para comenzar de nuevo. Es la fecha del antes y el después.

Nos situamos al final de la guerra de Independencia. En 1.813, las tropas francesas se hallaban en plena retirada y acantonados en San Sebastián, cuando los esperados aliados ingleses y portugueses, a cuyo mando estaba el Duque de Wellington, asaltan, arrasan e incendian la ciudad, quedando en pie pocas calles. Una de ellas, la de la Trinidad, pasó a llamarse 31 de agosto.

Días más tarde, después de tanta destrucción, los supervivientes reunidos en el barrio de Zubieta, deciden reconstruir la ciudad, dando paso al comienzo de la modernización y futuros Ensanches.

Es una versión muy reducida y breve de lo ocurrido. Dentro de dos años se celebrará el Bicentenario y mientras llegan los homenajes correspondientes, cada año este día, se celebra en la Parte Vieja una pequeña representación del asalto a la ciudad, con las tropas desfilando, el asalto de la ciudad, etc. A la noche en la calle 31 de Agosto, se apagan las luces de la calle y se encienden 3.000 velas recordando a las víctimas del incendio.

De las cenizas del incendio surge una nueva ciudad, con nuevas estructuras urbanísticas, nuevas leyes y normas; siendo las bases de lo que ahora es el centro de San Sebastián. Algo que fue negativo, trajo cambios y transformó la ciudad.

Quizá esta comparación no sea la más adecuada; sin embargo, la aplico también para mi. Siempre he intentado sacar lo mejor de mi misma y de la situación aunque ésta fuera dura, difícil o complicada. La adversidad nos ayuda a crecer, a avanzar, a ser creativos, a mirar dentro de nosotros mismos y encontrar unos valores que no sabíamos que teníamos.

Una pérdida en la vida ya sea por la muerte de un ser querido, quedarnos sin trabajo, sin amistades, una ruptura amorosa, etc., trae dolor, tristeza, amargura, pena pero también conlleva pasado el bloqueo inicial, fuerza, seguridad, encontrarnos a nosotros mismos, evolución y crecimiento personal.

Cuando hoy encienda mi vela, no sólo será por el recuerdo de aquellas muertes, sino por todas las pérdidas y cambios que ha habido en mi vida, y por la luz que hay y habrá en ella. Aún en los momentos más oscuros y tristes, la luz siempre está ahí, aunque nos cueste verla. Y por qué no encender una vela en recuerdo de esa luz que todos sentimos dentro y que nunca nos abandona. 


El mandala de la foto es mío, y se llama Mandala Luz.

54 comentarios:

Simplementeyo dijo...

Gracias por la información, no tenía ni idea.

Voy a encender una vela imaginaria para acompañar a la tuya, por todas esas muertes y por lo que he dejado atrás, todos esos cambios, que han sido muchos y para que igualmente me ilumine a lo largo de mi vida. Puedes llevarla imaginariamente junto a la tuya?, gracias.

Besitos y sonrisas en forma de vela
<====

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Simplementeyo

Todos los días aprendemos algo nuevo, ajajajaaa y menos mal. Qué sería si no de nosotros.

Por supuesto, cuando encienda la mía, encenderé la tuya también. Será un honor.

Besotes.

MAR SOLANA dijo...

Hola, Mª Eugenia:

Ay, como me gusta leerte; me transmites siempre mucha paz, ¿lo sabías? ;)

Que curioso todo esto que nos cuentas de San Sebastián, la verdad es que yo tampoco sabía nada y por eso me gusta leerte, no sólo me das paz, ¡es que siempre aprendo algo nuevo contigo!

Uf, además, hoy tengo un día muy durillo en cuanto a mi trabajo, me planteo cosas, cambios... No sé, Mª Eugenia, yo también creo que todo lo que nos sucede en la vida es para aprender y mejorar, aún lo más hostil y abyecto...

Un abrazo de concordia, cambio y aceptación.

Asun dijo...

Bueno, yo la historia la conocía porque alguna vez la había oído en la ETB.

He de decirte que me has dado una ídea. Esta noche, aunque yo me encuentre lejos de la celebración, voy a encender una vela simbolizando esa luz que va a iluminar mi camino.

Un beso.

Ana dijo...

Siempre intento sacar la parte buena de los malos momento ;))

Pone una por mí (piensa en mí), que últimamente todo me va del revés...

Besitos guapa

manolo dijo...

El ser humano, no tiene idea de la fortaleza, que tiene en su interior, necesita sentirse acorralado por el infortunio, para dar todo lo que tiene para defenderse y buscar la salida.
Siempre se ha dicho: eres mas listo que el hambre, no creo necesite traducción.
Sin embargo, hay almas que en vez de crecerse,se hunden más.
De ahí los lideres que siempre surgen para bien de los débiles
Desconocia esa Historia, Saludos.

ion-laos dijo...

Voy a encender una vela ahora mismo!

De todo se aprende y en las cosas malas es cuando nos sale esa fortaleza que ni imaginamos que tenemos. Ya lo dice el dicho: lo que no mata, engorda.

Besotesss

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Mar

Muchas gracias por tus palabras. No sabía que producía ese efecto en tí ;). Reconozco que no haga nada para conseguirlo y no soy consciente de ello. Me limito a ser yo misma, con lo bueno y lo malo.

Lamento que tengas un día duro y si leer el blog te ayuda, creo que mi trabajo ha merecido la pena.

Sí, la vida es una especie de tíovivo, da vueltas sin parar, lo mismo para bien que para mal. Las opciones para salir airosas, estçan a mano; pienso que hay que buscar la luz, la chispa, y la la alegría en la sombra más cerrada. Cuesta hacerlo, pero es como ir al gimnasio, cuestión de disciplina, hasta conseguir verlo con relativa facilidad.

Suerte y mucha luz en tus decisiones :D. Verás cómo consigues dar con la solución.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Asun

Me parece perfecto. Si que es una buena idea. Al final, da igual dónde estemos, lo importante es el valor y la intención que pongamos en lo que hacemos.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Ana

Hecho está. Misión cumplida :D.

Ojalá tu vida cambie de dirección, y para eso nada mejor que coger el timón y dirigirlo hacia donde quieras. Se que cuesta mucho hacerlo, no es fácil y todos tenemos miedos. Al final, suele merecer la pena.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Manolo

Tienes toda la razón, el ser humano tiene una fortaleza inmensa que suele desconocer tener y sale a relucir en situaciones límite.

Es una pena esperar a que se produzcan estos hechos para conocernos un poco más. Pero aprovechemos la ocasión ;).

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Ion

Jajajaja, pues si, muy bien dicho. Además tampoco ocupa espacio, ni volumen.

Somos fuertes, luminosos y estupendos, aunque se nos olvida con frecuencia.

Besotes.

Ricard dijo...

Hola Mª Eugenia.
Una detallada explicacion breve pero muy precisa.
Desconocia la historia que nos cuentas.
Permiteme que tamien encienda una vela imaginaria y participe a mi modo.
Un abrazo y gracias por tus palabras.
Ricard

Carmen Rosa dijo...

Hola MARÍA EUGENIA
Que gran lección la de los sobrevivientes que en vez de amilanarse ante tanta destrucción, se sobrepusieron demostrando una gran capacidad de resiliencia. Grande herencia les dejaron sus antepasados y que bonito eñ detalle de las velas, aunque un día después hoy enciendo una vela para unirme a su homenaje,
Un beso

LJ-90 dijo...

Pués me ha encantado la reflexión final, la de reconstruir de las cenizas. De toda situación mala se puede seguir adelante, eso es lo que nos enseña este día. Yo no sabía al respecto, pero prenderé una vela simbolica para acompañarte.
Me gusta mucho tu blog, hay muy buenas lecciones aquí.
Saludos! Cuidate.

Madame Minuet dijo...

Pues es verdad, madame, que la ciudad quedó bien bonita tras la reconstrucción. Igual le sucedió a Londres tras aquel pavoroso incendio del siglo XVII. De grandes males pueden salir grandes bienes. No hay nada absoluto.

Feliz dia

Bisous

Diazul dijo...

Una triste historia del 31 de Agosto en San Sebastian, por suerte dentro de lo malo surgió lo bueno como fué el crecimiento ante esa adversidad..

Buen día Maria Eugenia.
Besos.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Ricard

Faltaría más, me parece una iniciativa muy bonita. Cada uno puede encender la vela que desee y dándele la fuerza o utilidad que quiera.

Me alegro que te haya gustado.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Carmen Rosa

Sí, es cierto. Me gustó unir ambas situaciones, la vida diaria y la de la ciudad, porque podemos aprender de aquella actitud tan positiva de los supervivientes.

No deberíamos esperar a sufrir momentos tan dramáticos para sacar lo mejor de nosotros. ;).

Las velas las podemos encender siempre que queramos.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola LJ-90

Qué bien, me alegra mucho que te guste el blog.

Siempre podemos resurgir de nuestras cenizas, aunque cuesta ponerse a ello. Cuando nos damos cuenta de todo lo que hemos conseguido, somos conscientes de que ha merecido la pena el esfuerzo. Miramos a la vida con otro aire, quizá más ligero pero no ello, menos importante.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Madame

No, no hay nada absoluto en esta vida y menos mal. Ello favorece el cambio y la transformación.

Sí, la verdad que la ciudad aún siendo ya bonita, mejoró mucho tras la reconstrucción, se amplió y creció fuera de la muralla.

Feliz día, Madame.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Diazul

Se suele decir que hay que buscar lo positivo en la oscuridad. Ellos lo hicieron, el resto de los seres humano también, al enfrentarnos a situaciones críticas y dolorosas saliendo fuertes y mejores.

Besotes.

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

Oportuna información, amiga mía, sobre todo expandiendo el concepto de la vela hacia nuestras propias experiencias y deseos.
Un abrazo.

uxue dijo...

Tengo unos amigos en Donosti y en una ocasión uno de ellos me explicó esto que has puesto, me dijo que era una noche muy especial y que le gustaba mucho verlo, aún más que el día de la tamborrada o las fiestas.
Ahora que te he leído me ha venido a la mente eso que dijo.
Debe ser algo grande y emotivo volver a recordar cada año ese momento tan importante para la ciudad.
A ver si un año me animo, me gustaría verlo.

Me quedo con esto que has puesto:

"La adversidad nos ayuda a crecer, a avanzar, a ser creativos, a mirar dentro de nosotros mismos y encontrar unos valores que no sabíamos que teníamos".

Tienes razón mandalas, la adversidad nos hace más fuertes, nos ayuda a valorar mejor lo que tenemos y si salimos adelante veremos las cosas de una manera diferente, con mayor perspectiva y apreciando lo que merece la pena.

Un abrazo grande

Kasioles dijo...

Hace unos días, decía a nuestra amiga Mascab, que todos aquellos que tenían blogs, me habían enriquecido con sus aportaciones.
Hoy, paso a darte las gracias a ti, ya sé un poco más de la historia de San Sebastián.
De acuerdo estoy en que, tras las adversidades, y aunque nos cueste trabajo y sufrimiento, siempre se llega a ver de nuevo la luz y aún a veces se sale fortalecido.
Yo también me uno a encender una vela.
Un abrazo.
Kasioles

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Julio

Me alegro que te haya gustado. Es fácil tener una vela a mano, y el resto ya depende de cada uno ;).

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Uxue

Si que es un día diferente, emotivo pero no es tan importante como el día de San Sebastián, Santo Tomás o la víspera de la Virgen. El 20 de enero sigue siendo generalmente el más importante del año para un donostiarra.

Hasta hace unos pocos años, poca gente íbamos a ver el homenaje. Desde hace un tiempo se le está dando más realce y es más completo.

Me alegro que te haya gustado la entrada. La vida nos suele poner a prueba muchas veces e incluso a diario, y casi siempre podemos vencerla creyendo en nosotros. Sólo he querido recordarlo.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Kasioles

Muhcas gracias por tus palabras. Coincido totalmente contigo en que aprendemos leyéndonos, y es una gozada porque como dices es enriquecedor.

La historia que he contado, es poco conocida hasta para muchos donostiarras. Ahora ya nos conoces un poquito más.

Besotes.

MEN dijo...

Esa luz que todos tenemos dentro a veces es tan pequeñita… que cuesta verla, pero hay que intentar mantenerla encendida siempre. Es muy dura la historia de San Sebastián, la desconocía, pero me ha encantado la idea de la vela. Las velas me encantan, cuando enciendo una siento algo especial. Llego tarde al homenaje pero os he acompañado con el corazón. Gracias por enseñarnos y hacernos sentir la historia. Un bessito guapa

Soñadora dijo...

Maria Eugenia, tu frase "aún en los momentos más oscuros y tristes, la luz siempre está ahí, aunque nos cueste verla" me encantó, es cierto y vale la pena recordarlo.
Te cuento que por fin me animé y realicé mi primer mandala, me gustó el animarme a hacerlo!
Besitos,

Katy dijo...

Hola mandalas, de las cenizas siempre surge algio nuevo. Un bello post con significado. Muerte-vida que se da en todos los órdens de la naturaleza.
Bss

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Men

Esa es sólo una parte de la historia de San Sebastián. La verdad que aquí le sacamos punta a casi todo y buscamos la manera de darle la vuelta cantando, bailando, desfilando y comiendo, jaajajajaa ;).

Es cierto lo que comentas, al encender una vela, depende de la intención que pongas en ello, las emociones están a flor de piel.

Siempre estamos a tiempo de cualquier homenaje o acción positiva.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Soñadora

Qué bien que te hayas animado, me alegro mucho. Ahora no pararás de hacer mandalas, es adictivo :D.

Esa frase que comentas, suelo repetírmela en mis días bajos y al final, aunque tarde mucho o poco, siempre acabo viendo la luz.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Katy

¿Ya has vuelto de las vacaciones? Qué bien, me alegro de verte.

Pues si, es el ciclo de la vida. Muerte y vida siempre van juntos.

Besotes.

METAMORFOSIS dijo...

No conocía la historia, y me ha gustado conocerla. Aunque sea reducida la esencia queda. Desde aquí enciendo mi vela, y me quedo con el verdadero mensaje de todo esto: renacer siempre de las cenizas, tirar siempre para delante por mucho que nos cueste porque en el esfuerzo llevaremos la recompensa. Besos y abrazos con luz para todos.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Metamorfosis

No lo podías haber expresado mejor. Me ha encantado. No tengo nada más que añadir, lo estropearía :D.

Besotes.

Rayén dijo...

Ciertamente, de todos los acontecimientos aprendemos algo.Encontrarnos con nosotros mismos y evolucionar, es lo mejor que nos puede pasar.

Que tengas un buen fin de semana.

Mis cariños.

Pasa por mi rinconcito hay algo para ti.

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Sacas lo mejor de cada situación y reflexionas sabiamente con tu alma. Esdo es porque encierras un corazón enorme que ha venido a darnos luz

José Antonio del Pozo dijo...

yo encenderé mi dedo índice, en homenaje a tus atinadas palabras
saludos blogueros

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Rayén

Siempre tenemos la oportunidad de aprender y con ello, crecer. Los acontecimientos y circunstancias que nos rodean, ayudan a que lo consigamos.

Pasaré ahora mismo por tu blog.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola María Jesús

Muchas gracias por tus palabras, no si estoy a al altura de lo que comentas.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola José Antonio

Debes hacer lo que sientas lo que es más adecuado. Si se trata de levantar el dedo, pues a por ello.

Besotes.

ion-laos dijo...

Hola, tienes un regalo en mi blog.

Besos.

MAR SOLANA dijo...

Te dejo un beso enorme, envuelto en papel de estrellitas y caramelos :) de esos que cuando los abres, sólo se oye el...

MUUUAAACCCKKKK :)

Gracias, por estar siempre ahí, Mª Eugenía, por tu cariño y confianza.

¡Ah, se me olvidaba...! Aroa te deja un globo grandote, naranja y con un mandala de casitas y caminitos ;)

Jabo dijo...

Si es que ya digo yo que los de Donosti son especiales.
Un fuerte abrazo. Jabo

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Ion

Muchas gracias, voy volando a tu blog.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Mar

Gracias a Aroa por su regalo y a tí, por todo.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Jabo

Jajajajaa, no se si somos especiales pero si intentamos sacarle punta a todo, y menos mal que al dinal lo solucionamos de la mejor manera, en buena compañía delante de una mesa :D.

Besotes.

Marina dijo...

Hola guapa. Yo nací el día de San Sebastián.

Lástima que no pudieras venir a Getaria, fue una ocasión única.

Besos

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Marina

Sí, estaba agotada; tal vez si hubierais podido acercaros a Donosti, hubiéramos podido tomar un cafe juntos. Si han de darse, ya se presentarán otras oportunidades :D.

Besotes.

Estrella Altair dijo...

Pues no lo sabia, es curioso, la historia siempre es apasionante..

Un beso

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Altair

Sí, si que lo es. Al menos a mi también me lo parece.

Besotes.

Steki dijo...

Prenderé una vela por esos recuerdos.
Muy linda la luz que se ve en tu mandala!
Un fuerte abrazo.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Steki

Me alegro que te haya gustado el mandala. Lo elegí por eso, por la luz.

Besotes.