lunes, 8 de agosto de 2011

Se cumplen treinta años de Miss Protestona

Durante estos días se cumplen treinta años de la creación y nombramiento de Miss Protestona. No sé si este título con el paso de los años, ha continuado siendo otorgado, pero os hablaré de su origen. Y de un hecho que tiene varias verdades, y todas ciertas ;). Tipo una caja de quesitos, llena de porciones.

Hace treinta años, estaba en plena adolescencia, viviendo mis catorce años. Acababa de terminar octavo de E.G.B., se presentaba un verano interesante, tranquilo y lleno de días de playa, baños en el mar... 

Mis padres decidieron que había que aprovechar el período estival y me dijeron que me habían apuntado a unas colonias durante quince días. Ellos sabían que no quería ir, ya había estando en otras un par de veces siendo más pequeña  y no acababa de encontrar mi espacio, ni de sentirme cómoda. Daba igual, no había negociación posible. 

Así que allí fui. La primera semana lo pasé mal, estuve incómoda. Soy un desastre practicando deportes, y allí se corría, nadaba, se caminaban bastantes kilómetros a la semana. Se hacían varios grupos y cada uno se enfrentaba al resto en balonmano, baloncesto, futbol, etc. Vamos, mi paraíso. No daba ni una. Tampoco me extraña cuando si alguien ha tenido que recuperar gimnasia en septiembre he sido yo, y no por falta de asistencia, si no por no correr en el tiempo mínimo indicado, por no encestar los tiros suficientes para aprobar en baloncesto, etc.

Estaba enfadada con el mundo, con mis padres. Me sentía engañada, frustrada, abandonada, prisionera durante quince y largos días en un lugar de Navarra donde el sol brillaba todos los días y hacía calor, teniendo que correr distancias que para los demás eran un paseo y para mi un suplicio.

Mis quejas y mi cara debían de ser un poema y poco a poco dejaron de insistir en que participara en las pruebas físicas. Al final se dieron cuenta que no era un invención mía el no dar la talla en deporte; aunque debo reconocer, que les costó una semana caer en la cuenta que no era una manera de llamar la atención y ni de salirme con la mía. 

La segunda semana, pasó más relajada que la primera y optaron por dejarme más libre, a mi aire. Me sentí menos presionada y me relajé. La noche antes de irnos, reunieron a todos los que habíamos convivido en una especie de fiesta final en la que se daban los típicos títulos de miss simpática, mister guapo y cachas, etc.

Todo transcurría dentro de lo normal, sabíamos quiénes eran los guapos, los listos, los mejores deportistas, etc. De repente, uno de los monitores, comenta que se va a dar un título distinto a los demás, era único y hasta ese mismo día nunca se había otorgado a nadie. Todos nos miramos sin saber a qué se referían. Se escuchó a una voz que decía, el título de Miss Protestona, es para .... María Eugenia. No me lo esperaba jaajajajaa. Fui hasta el pequeño estrado, recogí mi banda blanca con el título bien escrito, y con una sonrisa les agradecí el detalle y volví a sentarme.

Distintos puntos de vista

Mis padres decidieron por mi. Nada podía hacer yo, no tenía derecho a nada, ni tan siquiera a protestar. Estoy convencida que creyeron que era lo mejor para mi. Pensaron que era una situación beneficiosa para mi estar con más gente, relacionarme, divertirme... Realmente fue muy positivo, pero por mi aprendizaje personal, que no tiene precio. Desde aquí les doy las gracias a mis padres por todo ello. 

Mis monitores y compañeros, debieron acabar de mi hasta el gorro. Está claro que no les hice pasar unos días agradables y no fui consciente de ello hasta que recibí el título. Les estoy muy agradecida haberme abierto los ojos y por todo lo que viví junto a ellos.

El mío, en ese momento, no me gustó mucho que me dieran el título. Desconocía hasta qué punto podía ser protestona y realmente, me había parecido que la segunda semana había estado como la seda. Participaba en las actividades sin decir nada y sonriente. Se conoce que con la primera tuvieron demasiado. No se lo reprocho, al revés, les doy las gracias por todo lo que me mostraron, enseñaron y aprendí. Lamento haberles hecho pasar malos momentos.

Con el paso del tiempo, siempre me mirado con mucho cariño y afecto a este reconocimiento. Supuso para mí una cura de humildad muy grande, el pensar en las consecuencias que podían tener mis actos, aunque no fuera consciente de ello, y de centrarme y no pagar con los demás mis problemas y frustraciones. Fue un aprendizaje extraordinario. Cuando pienso en ellos, sólo tengo palabras de agradecimiento y pedirles perdón por ser cómo era.

La leyenda nos persigue, nos ponen un título y va por delante nuestro. Esto es algo que viví al año siguiente. Pese a todo, mis padres volvieron a apuntarme otro verano más y allí fui. Coincidí con uno de los monitores del año anterior, que para más guasa le tocó ser el de mi grupo. Los quince días me dejó libre, me dijo que era mejor que no participara en ninguna actividad deportiva, que me quedara observando a los demás. Se corrió la voz, y los demás hicieron lo propio. Debo de decir que me aburrí un poco pero a la vez, esa fama de protestona y rebelde, me vino bien y me dejaron mi espacio y se lo agradecí de todo corazón.

Nunca sabemos cómo, ni cuándo podemos vivir situaciones que cambien nuestra vida o nos ayuden a entender la nuestra. Este hecho fue y sigue siendo un gran regalo, una gran oportunidad que me concedieron. Espero que a lo largo de todos estos años haber podido sacar el mejor provecho para mi, el conocerme un poquito más, pudiendo corregir defectos y potenciar virtudes.


La imagen de la foto es de un mandala mío que se llama Trébol. Es una lástima, pero la banda de Miss Protestona se perdió, sino la hubiera puesto en la entrada.

46 comentarios:

Una soñadora más... dijo...

De Miss Llorona, un abrazo a Miss Protestona... (todas/os llevamos nuestra cruz...jajajajaja)

Marta.

ion-laos dijo...

Bueno, también eras una adolescente con las hormonas en revolución, y no a todo el mundo les gustan las competiciones o acampadas. A ti se te nota más tranquila, más de "interior". De todo lo malo se aprende en cualquier caso y a tí aquella experiencia te sirvió para ver las cosas desde otra perpectiva.

Yo Miss Llorona, sufridora, pensante, pensativa..buaaa, para no acabar!!!

Besotesss!!!

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Soñadora más

Sí, ya veo. Jaajajajaa, lo que más pena me da es haber perdido la banda. Todas tenemos algo que nos ayuda y nos marca ;).

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Ion

Sí, ya sabemos cómo es la adolescencia. Jjajaaja, me temo que en esa época no saqué mi mejor interior ;).

Gracias por tus palabras tan amables. Son reconfortantes.

Besotes.

AUTOCONOCIMIENTO dijo...

Aprender esa es siempre la cuestión, pero lo haces con perspectiva, porque en el momento y más en la adolescencia protestar es una válvula de escape, todos creen saber lo que necesitas pero nadie tiene la sana constumbre de preguntar que quieres tú, y a partir de ahí negociar.
Bendita madurez, todas llevamas una mis protestona en nuestro corazón.
Muy ilustrativa tu entrada.
Un Beso.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Autoconocimiento

Pues si la adolescencia es tremendamente complicada. Creo que es una de las más duras y difíciles, aunque necesarias.

Siempre he intentado aprender en cualquier situación de la vida; unas veces se consigue antes y otras más tarde.

Desde luego, la madurez se agradece, y nunca se deja de aprender.

Besotes.

Natalia Ortiz dijo...

Jaja, ya veo. Desconocía lo de Miss protestona. No sé si hoy día se hará algo así. Nunca he ido de campamento... ni a unas colonias. Yo también me hubiera enfadado con el mundo estando en tu situación. En mi caso personal, quizás no era una negada en los deportes, pero no tenía buena forma física y los compañeros eran malos. Poco se me podía pedir en deportes de equipo con todo eso, la verdad. Así que tampoco me he visto nunca de colonias ni de nada, por las circunstancias.
Bueno :P, felicidades por ser Miss Protestona, por todo lo que aprendiste y todo lo bueno que te llevaste de aquella experiencia. Está muy bien que después de todo, pienses así. Una vez que ya sabían como eras, la verdad es que sería un alivio que te dejaran ir a tu aire. Con esta entrada, he conocido tu nombre jeje. No lo sabía hasta ahora. Y bueno, lo de los mandalas que te decía en la última entrada, sí que me he fijado en las fotografías que pones en tus entradas, pero como no sabía lo que era un mandala, no lo entendía. Un beso =)

Fiaris dijo...

Interesante!!!si,si.
cariños

Gabriela Maiorano dijo...

Hola María Eugenia!! Qué linda anécdota. Cuando a uno lo llevan de niño a lugares donde no queremos ir, no paramos de protestar, me pasó muchas veces. Con el tiempo uno aprende a acomodarse a las circunstancias. Pero me hubiera gustado que me saquen esa manía de la misma forma.Jajajaja
Besossssssss

Rayén dijo...

Lo importante de la experiencia es que, finalmente, le viste el lado bueno a la experiencia: el aprendizaje.No te quedaste en lo negativo, una actitud muy sana.

Te dejo un cariñoso abrazo.

la reina del mambo dijo...

Huy yo creo que me hubieran puesto varios títulos jajaja!!!
Es una bonita anécdota y un aprendizaje estupendo.
Gracias por compartir esa ´´lección``
Un beso

luzysolyluna dijo...

Hola Miss Protestona: pues aqui esta otra Protestona, aunque sin el premio. Pero yo no protesto en el deporte sino en otros tipo de cosas, nunca fui de campamento asi que no se que premio me hubieran dado, pero igual el mismo .En el deporte del monton. Aunque en mis tiempos no se hacia mucho. Yo mi fuerza eran las letras. Leer, escribir, la poesia, etc.......... Ese era mi mundo. Bikiños mil

Madame Minuet dijo...

Madame, un simpático título. Viene a ser algo así como recibir el premio limón!
El mandala me encanta. Es como un trébol de la suerte hecho de corazones. En realidad aparte de ser hermoso está lleno de significado.

Feliz tarde

Bisous

Simplementeyo dijo...

Todas llevamos una miss dentro y lo de Miss protestona me gusta ya desde pequeña sabías que querías y que no, genial.
Yo no se que título me podría dar a mi misma, yo me amoldo absolutamente a todo, no me cuesta trabajo, y lo llevo bien, así que quizás sea Miss conformista jajaj o Miss soñadora, que eso no se me da mal.

Me ha encantado tu reflexión de las consecuencias de aquél campamento son geniales.

Que sigas teniendo un fabuloso verano, ya no vas de campamento? Jiji

Besitos y sonrisas protestonas :))

Asun dijo...

"recogí mi banda blanca con el título bien escrito, y con una sonrisa les agradecí el detalle y volví a sentarme."

Pues para ser Miss Protestona muy tranquilita fuiste a recoger el premio. No hiciste honor al título. Tenías que haber salido al estrado refunfuñando jajajajaja.

Un beso

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Natalia

Ya sabes algo más de mi :D.

Fue un período complicado pero bonito. Aprendí mucho y lo recuerdo con mucho cariño. Ahora, si me dices de volver a una de estas colonias, volvería a decir que no, ajajajajaa. Hay cosas que nunca cambian.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Fiaris

Si es que cuando una tiene años, tiene historias que contar ;).

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Gabriela

Si que cuesta adaptarse a lo que no queremos. Menos mal que la madurez está para algo, y es somos capaces de ver más allá de lo que está a simple vista.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Rayén

Bueno es una actitud que me acompaña siempre. No tiene mucho mérito. Creo que en ese aspecto soy una privilegiada, y desde luego me gusta aprender de todo y de todos.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Reina

Jjajaa, tendrías que haber venido conmigo a aquellas colonias. Seguro que hubieran creado muchos más títulos, como miss estupenda, miss sonriente, miss dulce... Porque también tenemos estas cualidades.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Luzy

Protestaba por casi todo, adolescencia y frustración.

En la vida hay que protestar o quejarse, y a la vez poner remedio a lo que podemos. Unida la queja con la acción de la mejora.

Cada época tiene lo suyo. No es ni mejor, ni peor; sólo distinta.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Madame

Jajjaajaa, sí, no lo había pensado. Es muy bueno. Con lo que me gusta el limón.

Es cierto lo que comentas sobre el mandala. Ayer me di cuenta de lo que comentas. Casualidad o no, hace una semana me regalaron un trébol de cuatro hojas recogido en el campo, y al ver el mandala me lo recordó.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Simplementeyo

Nooooooo, no ya no voy de campamento, ni de visita, ajajajajajajaaaaa.

Es bonito lo que comentas, el título de Miss Camaleona, la que se adapta a todas las circunstancias. Esa es una gran virtud. No conformista, sino camaleona. ¿Me lo permites? Me gusta más.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Asun

Noooooo, una tiene su orgullo, jaajajaaa. Es lo que hubieran esperado y la verdad, estaba tan sorprendida que sólo puede reaccionar así. Otra cosa bien distinta es si me hubieran leído el pensamiento, ahí seguro que hubieran visto que refunfuñaba, jaajajaaa.

Besotes.

Ricard dijo...

Hola Mº Eugenia.
Me temo que fue un titulo bien merecido, no crees?.
Curiosamente yo tampoco queria ir nunca de colonias ni de excursion ni participar en tareas deportivas.
Creo que tubimos cosas en comun en nuestra adolescencias.
Besos guapa.
Ricard

MAR SOLANA dijo...

Jajaja, qué buena anécdota compartes; Mª Eugenia...

No me extraña nada que protestaras tanto; a mí, con unos diez años me apuntaron a los boys scouts y no conservo demasiados buenos recuerdos de ellos... Era "alita" y por más méritos que intenté y toda esa coña de portarse bien, bla, bla... jamás me dieron la pañoleta que significaba que ya estabas en un nivel superior y podías ser "guía" de otras alitas... A mí eso de alita sólo me daba hambre porque me sonaba a pollo, jajaja...
Por lo menos a tí te dieron algo :)


Besotes.

Carmen Rosa dijo...

Jajaja MARÍA EUGENIA, ahora suena bonito eso de miss protestona, es que los adolescentes generalmente no están de acuerdo con nada y menos cuando son obligados hacer algo, luego ya de adultos vemos las cosas de otra manera, a mi tampoco me gustaba la gimnasia y siempre encontraba una escusa para no hacerla, pero sí me encantaba el basquet. No sé que título me hubiera ganado, nunca me dieron un título, pero seguro que tuve muchos honoríficos jaja
Besos

Simplementeyo dijo...

Bien me quedo con Miss Camaleona, a mi también me gusta mas, así que me voy corriendo a hacerme una banda jejej, gracias eres un encanto.

Besitos y sonrisas camaleónicas :))

METAMORFOSIS dijo...

ja, ja, ja, pues yo en tu lugar creo que hubiera hecho muuucho más ruido, a mí me hubieran dado la banda de mis rebelde, siempre lo he sido, pero vamos que según lo cuentas no parece que protestaras mucho, simplemente que no dabas más de sí y punto. Lo mejor de todo es que si sacaste algo bueno para tu vida, pues mira que bien.
Un abrazote.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Ricard

El título ya lo creo que estaba bien merecido y bien puesto. Me lo gané a pulso. :D. Pobres, los ratos malos que tuvieron que aguantarme. Y todo lo positivo que saqué de esa experiencia.

Me alegro de compartir situaciones parecidas contigo Ricard. Es bonito no sentirse sólo en las experiencias, vivencias y sobre todo, comprendida.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Mar

Jajjaajaa, también pasé por eso. Y al igual que tú, me quedé en alita. Menos mal que ahí pude convecerles de que no quería volver.

La verdad que en mi vida he ido recogiendo muchos título, oveja negra, bicho raro, especial, rarita. De todos me he sentido orgullosa, pero el de Protestona creo que ha sido el que más me ha gustado. Al menos tuvieron el buen gusto de darme una banda de miss. :D.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Carmen Rosa

En el colegio me llamaban rancia, jajajaaaa. Cuando lo recuerdo, lloro de la risa. No me conocían nada y eso que fui feliz en el colegio.

Desde luego, la adolescencia, es una etapa dura de la vida, llena de incomprensión, hormonas revolucionadas y de mucha paciencia para los que tienen adolescentes a su alrededor.

No se que título te hubieran dado en el colegio, pero yo te hubiera concedido uno bonito, porque eres una persona estupenda.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Simplementeyo

Es que entre Cameleónica y Conformista me parece que hay una gran diferencia. Me alegro que te haya gustado.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Metamorfosis

Jajajaja, si llego a protestar más, me echan un día antes.

Tampoco hubiera estado mal una banda de Miss Rebelde. Comparando aquella adolescencia con la actual creo que éramos bastante santos.

Te hubieras ganado la banda de la paciencia y de la alegría, seguro.

Besotes.

MEN dijo...

Me parece un poco cruel que unos monitores te pusieran un titulo así. Me pongo en tu lugar y no me lo hubiera tomado tan bien como tú, por lo menos con esa edad aunque después lo haya meditado y sacado lo bueno. Eso no se hace. De todas maneras tu comportamiento ya dice mucho del tipo de persona que eres. Entonces ya apuntabas maneras y ahora compartiéndolo más. No cambies nunca. Un besito guapa

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Men

Eres un cielo. Creo que me quejé a mis padres, y ellos lo consideraron normal dado mi carácter. Lo digo sin acritud, sin rencor y de corazón, eran otros tiempos. Entonces no se daba la importancia que tienen estos temas.

Además tuve la maravillosa suerte de que no me marcó en sentido negativo; ya que saqué lo mejor de mi.

Besotes.

LJ-90 dijo...

Los padres y las cosas que nos hacen hacer eh?
Yo recuerdo que durante toda mi niñez los veranos los pasaba en algun sitio que no me agradaba, iba de mala manera y todo, en fin, juraba que nunca les perdonaría el hacerme no disfrutar del verano.
Pero ahora, cuando recuerdo esas epocas me rio porque conoci buenos amigos en aquellos sitios y tengo muy buenas anecdotas.
Alfinal, las cosas que se aprenden eh?
Saludos! Cuidate!

Simplementeyo dijo...

tienes toda la razón, borro de mi mente conformista jejej, y añado camaleónica. gracias guapísima .9

mas besines y sonrisas:))impulfu

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola LJ-90

Pues si, estoy de acuerdo contigo. Se aprende de todo y más en las situaciones malas o que no nos gustan.

Al igual que tú, doy gracias por haberlas vivido y no sería quién soy sin estas experiencias, ni los padres que tengo, jaajajajaaa.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Simplementeyo

Te voy a marear con tanto cambio, jaajajaa. Elige el que mejor se adapte a ti, el que más te guste y con el que mejor se sientas.

Añadiría un título más, Miss Paciente y encantadora.

Besotes.

Adriana Alba dijo...

Que relato tan tierno.

cuando somos niños a veces tenemos que ir a lugares sin que nos agrade...en fin, pero luego nos quedan esos recuerdos tan càlidos, como el que nos traes hoy.

un abrazo.

Mabel dijo...

Hola María Eugenia, como han cambiado los tiempos, hoy los papis preguntan.. querés ir?.
Si bien en su momento no gusta y se protesta, creo que con el tiempo deja su enseñanza, por eso no se puede decir si esta bien o está mal, aprobechemos la experiencia para ver el lado positivo.
Buena semana!
Besitos

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Adriana

Sí, es como cuentas. Forma parte del aprendizaje de la vida. Aunque nos resistamos a vivirlos, los tenemos y que duren ;). Toca fluir, será buena señal.

Besotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Mabel

Es lo mejor que podemos hacer, extraer lo positivo de todo lo que vivimos; aunque a veces, nos cuesta verlo, especialmente si no nos gusta.

Feliz semana también para ti.

Besotes.

Soñadora dijo...

Jeje, imagino bien la situación pues tampoco era buena en deportes y también lo lleve aplazado algún verano!
Besos!

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Soñadora

Espero que como a mi, no te traumatizara la situación ;). Menos mal que nos reímos de nosotras mismas, y ya desde jovencitas descubrimos que nuestra relación con el deporte es de espectadoras :D.

Besotes.